Mi paragüas, mi padre y yo.

También dijeron lamentar las molestias «que nada tienen que ver con la SGAE» que hayan podido sufrir los usuarios de la web en actividades como la consulta o el registro de obras online y calificaron de «incomprensible» un ataque realizado por agentes no identificados y con un objetivo desconocido.
«Pagar al gobierno por los contenidos digitales es algo ridículo. El artista que hace música quiere ser pagado. Las discográficas quieren una participación igualitaria en la producción, los organismos de control quieren compartirlo y, gracias al Ministerio de Cultura español, el gobierno asume unos beneficios adicionales. El resultado es un precio extraordinariamente alto para la música o una cuota mínima para el propio artista (el que debería obtener la recompensa). 

La SGAE tiene un eslogan, 'Cree en la Cultura', mientras limita la nueva creatividad al evitar que la creatividad se comparte. Ellos presionaron para la implantación del 'canon digital', que establece que se pueden suspender sitios piratas sin orden judicial previa [en realidad mezclan el canon con la Ley de Economía sostenible]. Existe un daño a la libertad de expresión, ya que ningún sitio puede ser cerrado con la excusa de que la propiedad intelectual está siendo atacada o robada. El Ministerio de cultura debería recibir el mensaje de que esta política sólo va a llevar a más controversia y protestas».

Que manía de poner fotos sin texto!! Con lo poco que eso le gusta a Google!!

Comentarios

Publicar un comentario