26 diciembre 2009

Ya eramos niñas precoces.

Hay una anécdota de hace unos años –a la que ahora se da tremenda importancia- que en la Revista 40 comentó sin ninguna intención Txus, el batería de Mägo de Oz, grupo del que son fanáticas las hijas de Zapatero. Es la siguiente:

“Fuimos a La Moncloa una selección de músicos españoles: Alejandro Sanz, Bisbal, Estopa... y Mägo de Oz. Y Zapatero me dijo: ‘¿Os importa que vengan mis hijas? Es que son fanáticas de Mägo de Oz’. Las niñas tendrían 10 y 8 años. Y yo, todo pelota, senté en mis rodillas a la pequeña y le pregunté cuál era la canción que más le gusta de Mägo, pensando que iba a decir Fiesta Pagana o alguna así. Pero la niña se me queda mirando y me dice: ‘La que más me gusta es Polla dura no cree en Dios’.

“Yo me quedé helado. El Presidente no lo oyó bien y dijo: ‘¿Cúal, cual?. Y Alejandro Sanz, que sí lo había oído, salió al quite diciendo: ‘No, nada, Presidente, uno de estos títulos rockeros’.

1 comentario:

Etiquetas