08 marzo 2010

El fugaz nacimiento de un emperador

Corría un 25 de febrero del año 1500 cuando se estaba celebrando una recepción palaciega en la ciudad belga de Gante.

Durante el transcurso de la misma, su anfitriona Juana de Castilla, conocida por "Juana la loca", sufrió una indisposición; por lo cual se retiró al cuarto de baño.

Cuando se estaba recuperando dio a luz rápidamente y sin ninguna ayuda.

De esta manera tan veloz acababa de venir al mundo el futuro emperador de España, Carlos I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario