17 octubre 2011

Maldito bíceps femoral

Las lesiones musculares están relacionadas con el exceso de intensidad y carga. El músculo se tensa cuando está estresado. Eso aseguraba el doctor Ricard Pruna, médico del primer equipo del Barcelona, hace un par de semanas, antes de que Eric Abidal, con una contractura, y Gerard Piqué, con una elongación, unieran sus nombres a la lista de afectados por lesiones en el bíceps femoral, un músculo que parece a todas luces maldito para los azulgrana. ¿Sólo para el Barcelona? Según los expertos, éste es el que más sufre en el caso de los futbolistas. De hecho, estadísticamente, aglutina la mayor parte de las lesiones entre aquellos que se dedican al llamado deporte rey. En el vestuario barcelonista, Cesc, Iniesta, Adriano, Alexis y Afellay, antes de padecer una grave lesión de rodilla, se han visto frenados por diversas dolencias en el músculo.

Es un músculo muy solicitado en el fútbol, no sólo en las aceleraciones y en las desaceleraciones, sino también en el chut. Por eso es la lesión más habitual, no se trata de ninguna casualidad, explica el doctor Antoni Tramullas, actual jefe médico de la Euroliga y jefe de Medicina del Deporte y Fisiología en la Federación de Fútbol de Arabia Saudí. Durante muchos años, trabajó también para el club barcelonista, tanto en la sección de baloncesto como en el fútbol.

¿Qué se puede hacer para prevenir? Se pueden hacer algunas cosas. En todas las lesiones no hablamos sólo de una única causa, siempre se trata de algo multifactorial: el entrenamiento, la fatiga, las horas de sueño, la alimentación... Si se puede, hay que revisar todo lo que haya podido pasar. Me consta, y he trabajado con muchos médicos a lo largo del mundo, que la estructura médica del Barça es de las mejores y que se llevan a cabo todas las tareas necesarias, pero a veces hay factores que no se pueden controlar, asegura el doctor Tramullas. No es mala suerte.

No creo que todo se deba a una sola causa, son varias. La única que no es, seguro, y esto es una opinión personal, es la mala suerte. Las temporadas son diferentes, los partidos son diferentes, siempre hay muchos factores a tener en cuenta. El único que no es la mala suerte, reitera el doctor Tramullas. Una opinión, que, desde luego, se comparte desde dentro del propio club. Las lesiones en el bíceps femoral no son ni casualidad ni mala suerte, el fútbol va unido a las lesiones musculares y el porcentaje de producirse es más alto en los equipos con exigencia elevada y calendario apretado, ha señalado el doctor Pruna, médico del primer equipo barcelonista.

Muchas veces se habla de que una rotura fibrilar tiene una proporción matemática entre los centímetros de la misma y las semanas necesarias para su recuperación. El doctor Tramullas aclara que, en realidad, se trata de algo mucho más complejo: No es así, depende de muchos factores. Hay que valorar el músculo, las características del deportista, la posición en que juega... Hay muchas cosas. También cuenta la técnica que se utiliza, el tiempo que se le dedica. El periodo de baja que das sólo puede ser aproximado, siempre dentro de unos baremos.

No es lo mismo, por ejemplo, que la lesión, en el caso del bíceps femoral, sea en la parte alta, la que se incrusta con el isquion, o en la parte final, la que se inserta con la tibia. Hablamos de un músculo que tiene muchas particularidades. Del nivel también depende la gravedad, explica el doctor Tramullas. ¿Y qué tratamientos hay que seguir para recuperarse? Existen varias técnicas, hay muchos tratamientos. Si hay una rotura, hablamos de varias fases. La primera es la recuperación de la zona lesionada, la segunda, la rehabilitación del músculo y la tercera la readaptación al deporte correspondiente, en este caso el fútbol. A partir de ahí, hay diferentes técnicas que pueden aplicarse: ultrasonidos, factores de crecimiento, etc., agrega.

Siempre hay mucha prevención y no vamos a perder la calma. Los jugadores son mentalmente muy fuertes, tenemos confianza plena en el staff y ni un punto de preocupación. Son lesiones musculares. Esto va por rachas, ha asegurado el doctor Pruna. Por el momento, siete jugadores han quedado fuera de combate, por más o menos tiempo. Más que racha, es una maldición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario