25 noviembre 2011

Mnac, líos de familia.

Era un secreto a voces. Y, pese a que la decisión venga de un jurado que ha tenido que decidir entre los 17 candidatos que se han presentado al concurso internacional, el resultado ha sido el que todo el mundo esperaba. Y el rumor que corría desde hace meses en el mundillo artístico se ha hecho cierto: Pepe Serra, hasta ahora director del Museu Picasso, será el nuevo director del Museu Nacional d'Art de Catalunya (Mnac).
El ascenso de Serra hasta el más importante museo catalán ha provocado más de una carambola y un pequeño terremoto: su tío, el socialista Narcís Serra ha tenido que presentar su dimisión como presidente del patronato del Mnac -cargo que podría pasar a manos del convergente Miquel Roca i Junyent-, mientras que el Ayuntamiento de Barcelona convocará un concurso internacional para encontrar a su sustituto al frente del Picasso.
El patronato del Mnac, presidido hasta ayer por Narcís Serra -aunque ya ayer no participó en la reunión-, ha dado por buena la propuesta del jurado, que escogió a Pepe Serra de entre 17 candidatos (sólo un extranjero). El jurado estuvo integrado por Miguel Zugaza, director del Prado; Maria Bolaños, directora del Nacional de Escultura; Bartomeu Marí, director del Macba; Joséphine Matamoros, directora del Museu d'Art Modern de Ceret; Eduard Carbonell, ex director del Mnac; el crítico Daniel Giralt-Miracle; y Miquel Roca. Ahora, el Patronato elevará su decisión a la Junta de Museus para que se la haga llegar al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que es quien tiene que hacerla efectiva.
La llegada de Pepe Serra al Museu Picasso en 2006 (donde también sustituyó a Maite Ocaña, directora saliente del Mnac) ya fue polémica. Pese a que consiguió el cargo también a través de un concurso público, ya fue cuestionado en aquel momento por su parentesco con el socialista Narcís Serra, dado que el Picasso es un centro de titularidad municipal que, entonces, estaba en manos del PSC. También se le cuestionó por no ser experto en Picasso y por tener un carácter más de gestor que de especialista en arte, además de por los errores en el curriculum que se proporcionó a la prensa: se inflaba el cargo que ostentaba en la conselleria de Cultura en el momento de ser escogido para liderar el Picasso (curiosamente, entonces, como ahora, quien ocupaba el cargo de conseller era Ferran Mascarell, sólo que antes formaba parte de un Gobierno socialista y ahora de uno de CiU). Muchos han visto en Mascarell a uno de los principales valedores para que Pepe Serra llegara al Mnac.

No hay comentarios:

Publicar un comentario