04 diciembre 2011

Diferencias entre ser un español normal y un mister o miss.

La raza española ha mejorado mucho en los últimos años. Al fin ya no somos el país de Europa con mayor número de población similar al hombre (y la mujer) de cromagnon. LOC da fe de que el estereotipo de hembra y macho ibérico ya no responde a nombres como Lina Morgan y Alfredo Landa. Somos más altos, más guapos y más listos... Aunque en el caso femenino, quizás el fenómeno de la inmigración y la ley de Mendel hayan tenido mucho que ver.

Este suplemento compara a los últimos Miss y Míster España, Andrea Huisgen y Diego Otero, de 21 y 24 años respectivamente, con otros dos jóvenes españoles seleccionados al azar de la misma edad: Alexandra Álvarez y Francisco Javier Torres. Afortunadamente, este estudio no deja tan mal parados a los ciudadanos anónimos. Años ha, si se hubiera medido a la espectacular Miss España 1984 Juncal Rivero con una españolita de a pie, la comparación hubiera sido posiblemente sangrante y odiosa para la fémina ibérica prototipo.

Andrea Huisgen debe su físico rotundo en gran parte a sus genes germanos. Su padre es alemán y la mezcla con madre española ha logrado la Corona de Miss Barcelona 2011 primero y la de Miss España 2011 después. Este certamen es un sue ño para el que se lleva preparando desde hace tiempo con la ayuda del blogger El Soplón, un venezolano afincado en Barna que ha entrenado a la guapa estudiante de Derecho para alcanzar el trono. Porque entrenada, lo está, y mucho, hasta para responder preguntas incómodas, no vaya a ocurrirle lo que a Miss Guipúzcoa, quien aseguró que la propietaria de la firma de lencería Victoria's Secret era su personaje histórico favorito.

Pregunta.- ¿Cuál es el suyo, Andrea?

Respuesta.- Coco Chanel y Newton, por lo de la ley de la gravedad.

P.- Y... ¿a quién prefiere, a Victoria Beckham, a Victoria's Secret, a Victoria de Suecia o a la Reina Victoria Eugenia?

R.- Pues no te voy a engañar. Victoria's Secret. Ojalá pueda algún día desfilar para la marca. Adriana Lima es mi ángel favorito...

P.- Y dale con Secret...

R.- Es que son los mejores cuerpazos del mundo. Pobre Miss Guipúzcoa. Nadie oyó bien la pregunta desde el escenario. Se puso súper nerviosa. A un futbolista no le preguntan por el Euríbor...

P.- Es verdad. Pues desmitifiquemos entonces que los guapos son tontos. ¿Qué sabe usted de Rusia, ese país con gente maravillosa?

R.- Jajaj. Sí. Tengo información de Rusia. Beben vodka, tienen chicas guapísimas y está en... [duda] el Este.

Míster España, un ex jugador del Getafe de tercera división llamado Diego Otero, escucha paciente las respuestas de su compañera. Mientras ella posa ante la cámara con tablas de sobrísima, él le dice con envidia: «¡Cómo te gustas!». El pasaporte a la fama de Andrea ha sido su sonrisa a la venezolana. «Creo que el jurado valoró mucho que estuviera sonriendo continuamente », asegura ella.

Diego sostiene, sin embargo, que nunca fue el guapo del vestuario y que por ser de pueblo (Bargas, Toledo) le consideraban basto. Hace tiempo se hizo un book que su madre enseñó luego al delegado de Míster España en Toledo, Félix Ramiro, diseñador de moda masculina que acompaña a Otero en la sesión de fotos. Ramiro viste a gente como Darek, Luis Rollán, Kiko Rivera y otros famosos de similar categoría. Diego, aficionado al póker, dice ser muy seguro de sí mismo y no hay nada que no se atreva a hacer. «Me gustan los desfiles y las sesiones de fotos, pero también quiero presentar. De momento debo perfeccionar mi vocalización». Pero no repara en el vocabulario.

P.- ¿Le gustaría que le llamara José Luis Moreno para presentar una gala del estilo a la de Murcia, qué hermosa eres?

R.- Según me esté llamando ya estoy cogiendo el coche.

Andrea y Diego tienen en común que proceden de familias de clase media y que no tienen ninguna intención de continuar con los estudios universitarios que han aparcado. Piensan aprovechar a tope este año de contrato con los organizadores de un certamen que parece al fin desprenderse de una imagen devaluadísima durante los últimos años. Si en 2010 la gala final del concurso se retransmitió sólo en Internet, en 2011 lo ha hecho en 80 canales locales y autonómicos a la espera de poder hacerlo el año próximo a nivel nacional como antaño, cuando congregaba a millones de espectadores.

SIN CARRERA

Andrea empezó Derecho, pero dice que no acabará la carrera: «No va con mi personalidad», apunta. «En breve me instalaré en Madrid y tengo pensado matricularme en una escuela de interpretación y en otra de idiomas para perfeccionar mi inglés». Diego va por igual camino: «Empecé Magisterio de Inglés y me cambié al de Educación Física. Deberían crucificarme por no haber acabado la diplomatura. Pero no me veo como profesor. No sé imponerme, soy un buenazo».

P.- ¿Entonces cuáles son sus metas profesionales?

R.- Espero vivir de mis padres hasta que me mantengan mis hijos. Jajajaj. En serio, no le tengo miedo a nada.

Miss y Míster también coinciden en origen social. El padre de Andrea hace réplicas de ventanas antiguas de madera para edificios de nueva construcción y su madre fue modelo y diseñadora de trajes de novia y fiesta. «Ahora estudia coaching» (?). La familia de Diego también es de clase trabajadora. Su madre es funcionaria «en Toledo, en una delegación de Consumo, pero no es de las que se marchan a la hora del café y no vuelven. Mi padre es ferroviario en Adif».

Andrea y Diego no son tan distintos físicamente a los dos españoles anónimos que se han desafiado a sí mismos equiparándose a los guapos oficiales de este año. Aunque en cuestión de avistar su horizonte profesional hay una diferencia grande. Francisco Javier Torres es Técnico de Mantenimiento Aeronáutico y está a la espera de que le asignen una plaza. Vive en Coslada (Madrid), donde emigraron sus padres desde Badajoz. Alexandra Álvarez, por su parte, es de padres cubanos, de ahí que su belleza exótica, al igual que la de Andrea, sea cero desdeñable. Estudia Educación Infantil y es profesora de apoyo en un colegio de Alcalá de Henares, labor por la que cobra apenas 200 euros al mes. Por una sesión de fotos, para que se hagan una idea, una maquilladora de famosas como Miss España cobra esa misma cantidad pero a la hora.

Alexandra no ha pasado por quirófano para mejorar su figura ni se lo plantea. En cambio, Andrea lo hizo sin miramientos sabedora de que le vendría bien para cumplir su sueño en el futuro y se aumentó la talla del sujetador. «Quería armonizar mi cuerpo» Cierto es que no se le nota nada el incremento torácico, y la te(u)tona tuvo suerte de dar con el cirujano plástico adecuado.

Pero claro, en un certamen de belleza no caben los prejuicios hacia sustancias como la silicona o el ácido hialurónico. «Yo saldría perfectamente con una mujer operada. Es lo mismo que alguien que no ve bien y va al médico para quitarse las gafas [...]»

P.- ¿Y con una cougar tipo Ana Obregón?

R.- ¿Por qué no? Cuando sea mayor, seguro que me gustan las jovencitas...

Diego es de los pocos afortunados [como doña Letizia] que tiene tendencia a adelgazar. «No puedo contenerme. Si veo pasteles, me los como. Ahora voy al gimnasio porque tengo un problema de espalda», sostiene. Andrea también es aficionada al deporte al aire libre: «montar a caballo, paddle...». Ambos coinciden, también, en su relación extraña con la depilación... de cejas. A pesar de ser muy joven, Andrea se las perfila con lápiz quizás después de habérseslas retocado demasiado durante mucho tiempo y Diego las luce bien pobladas aunque no llega al extremo de Gallardón o Adolfo Domínguez. «En el contrato ponía que estaba prohibido que nos pasáramos nosotros la pinza», advierte, si bien le interrumpe su jefa de prensa [Miss y Míster siempre van escoltados]: «No viene en el contrato, Diego... Sólo lo sugerimos...». Este epígrafe seguro que es bastante celebrado entre los estilistas. «Míster España es un concurso oficial y Míster Gay no, aunque está también muy bien», dice Félix Ramiro en calidad de manager de Diego.

Eso sí, tanto Miss como Míster no parecen del clan de la zeja y se manifiestan a favor del cambio de gobierno. De hecho hasta Andrea, catalana, se muestra contraria al nacionalismo de su tierra. Efectivamente, corren nuevos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas