19 diciembre 2011

Los políticos no dicen sus sueldos reales.

El PP deberá dar una vuelta a la transparencia de los sueldos públicos, empezando por los de los diputados y senadores. La información que facilitaron las cámaras prácticamente un mes antes del 20-N sobre la declaración de bienes y rentas no es sino un intento para confundir a la opinión pública. Para ello, acordaron modificar la antigua estructura de la declaración, más completa que la que se ha utilizado ahora. Además, la información no se puede cruzar con la que tuvieron que presentar al inicio de la legislatura y es imposible saber si han obtenido algún beneficio por su cargo.

Por ejemplo, los parlamentarios no incluyen sus ingresos reales, ni público ni privados. Es decir, sólo mencionan «las percepciones netas» (excluyendo los impuestos) que no cobran del Congreso o Senado.

Zapatero dice que obtuvo 56.981 euros de ingresos como presidente del Gobierno cuando en realidad superaron los 83.000 en 2010 (ingresos brutos). La novedad es que incluye una percepción de 10.446 euros (más de 12.000 brutos) satisfecha por el grupo parlamentario socialista en concepto de diputado. Lo que quiere decir que aunque no puede cobrar el sueldo de diputado, al ser incompatible con el de presidente, ha recibido otros ingresos. Es más, saca fuera de estas rentas los 3.500 euros que recibió del Estado y del Congreso de aportación para su fondo de pensiones.

Mientras, Rajoy sólo informa de 98.225 euros de ingresos netos por «dietas y gastos de representación del Partido Popular», que equivale al sueldo real de unos 130.000 euros. Y no informa del sueldo que percibió ese año del Congreso porque se excluyó el dato del formulario.

¿Por qué no se incluye esta información de los políticos? Es evidente que falta transparencia y quizá haya intención de ocultar que por ejemplo no tributan a Hacienda los 1.823 euros que cobran al mes de dietas (por 14 pagas) los diputados que no han sido elegidos por Madrid haya o no actividad. Es más, muchos de estos diputados residen en la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas