26 enero 2012

Angelopoulus muere atropellado

Hubo que esperar a la aparición de Yorgos Lanthimos en 2009 para que el cine griego fuera algo más que la gigantesca figura de Theo Angelopoulos. No mayor. De repente, la mirada detenida, el prodigioso empleo del tiempo o la sugerente, surrealista y subterránea imaginación visual del maestro vivía una furiosa refutación con Canino.

Hasta ese instante, Grecia era la retina prodigiosa e iluminada del director de Paisaje en la niebla (1988), La mirada de Ulises (1995) y La eternidad y un día (1998). Tres obras maestras con un epílogo, Eleni, encendido. 

Y dicho lo cual, el esperpento de una muerte que no admite una sola figura retórica. El martes pasado, el cineasta moría a los 76 años atropellado por una motocicleta en el barrio de Kératsini, en Atenas. Allí trabajaba Angelopoulos en la que iba ser su última película. La narración de los hechos del accidente bien podrían ser parte de uno de sus imposibles planos secuencia en los que el absurdo, la ensoñación y el miedo se mezclan hasta destruir el principio de realidad. De entrada, el conductor de la moto era policía. El resto es una espesa confusión de malentendidos por el que circula hasta una ambulancia sin frenos. 

Algunos medios griegos aseguran que la ambulancia se retrasó hasta tres cuartos de hora en llegar al lugar del accidente tras la llamada del equipo de Angelopoulos, informa Efe. Un médico del equipo de emergencias, citado por el diario Kathimerini aseguró que la primera ambulancia que se dirigía al auxilio sufrió problemas en sus frenos, por lo que tuvo que ser reemplazada por otra. Sin embargo, el Ministerio de Salud publicó un comunicado en el que explica que los acompañantes de Angelopoulos pidieron una ambulancia particular para llevarlo al hospital privado Metropolitan y que la ambulancia pública «se limitó a ofrecer primeros auxilios». 

El director del Centro Nacional de Primeros Auxilios ha anunciado que se abrirá una investigación sobre la presunta negligencia. Turbio final para el director de Paisaje en la niebla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario