14 enero 2012

Aún quedan oportunidades de invertir

La historia de esta promoción de estudios de alquiler con opción a compra para jóvenes en una de las mejores zonas de Las Tablas es tan curiosa como exitosa.

Lo que empezó a promoverse como un proyecto de viviendas de un dormitorio para arrendamiento protegido, acabó convirtiéndose, a mitad de camino y por exigencias administrativas, en un proyecto en el que la mitad del edificio se ha convertido en estudios sometidos al régimen de Alquiler con Opción a Compra Joven (VPPA-OCJ), una fórmula destinada a menores de 35 años que no posean vivienda en propiedad en Madrid, ni alguna protegida en el resto de España, en la que estos pueden ejercer el derecho a compra en un plazo de hasta siete años. 

Los responsables del proyecto pensaron que este cambio sobrevenido pondría en riesgo la viabilidad del proyecto, y poco podrían imaginar que lo acabó convirtiendo en un éxito de ventas. Tanto que, de los 113 estudios iniciales, sólo quedan 26 en venta. La clave de este éxito radica en la rentabilidad y la seguridad que ofrece esta inversión que, según los gestores de este proyecto, oscila entre el 10% y el 15% anual. «Los cálculos de rentabilidad mínima están hechos teniendo en cuenta la adquisición del estudio con recursos propios y que el mismo inquilino que entra de inicio ejecuta la opción a compra en el séptimo año y no antes o no la ejecuta», explican sus promotores, «y de ahí para arriba», continúan. 
Y es que, en esta modalidad de alquiler con opción a compra se obtiene más rentabilidad en caso de ir cambiando de inquilinos. 

Una de las claves de que la inversión funcione, además del ajustado precio -desde 83.900 euros hasta 90.000 euros, más el 4% de IVA- es la enorme demanda que tienen este tipo de alquileres en esta zona del norte de Madrid, en un edificio de diseño, con plaza de garaje, trastero, zonas ajardinadas y piscina. Y es que la renta media que se obtiene por el alquiler de estos estudios está en torno a los 470 euros, repercutiendo gastos de comunidad, «aunque según la legislación de la Comunidad de Madrid se podrían pedir hasta 563», según la promotora. 
Los potenciales inquilinos son, además de estudiantes de otras provincias, los trabajadores de la ciudad de Telefónica que se encuentra en las inmediaciones y de las futura ciudad financiera del BBVA que se está construyendo a escasa distancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario