11 enero 2012

Como evitar los impagos

Cuadrar el presupuesto para 2012 va a marcar las agendas de las universidades españolas durante los próximos días.

Las cifras que han salido a la luz indican que no va a haber un tijeretazo drástico como en 2011. Aunque la asignación por parte de las administraciones públicas va a seguir disminuyendo un año más.

La crisis económica ha dejado al descubierto, de una forma más evidente, a los centros de Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha.

La Generalitat catalana va a destinar 918 millones de euros a la educación universitaria durante este año. Es decir, nueve menos que en 2011.

En Valencia, los cinco rectores de las universidades públicas de la región (Universitat de Valencia, Universitat de Alicante, Politécnica de Valencia, Miguel Hernández de Elche y Jaume I de Castellón se reunieron con la Generalitat porque no habían cobrado la asignación correspondiente a los meses de noviembre y diciembre, hecho que pone en peligro el pago de las nóminas del presente enero.

Por su parte, el Consejo de Representantes de Alumnos de la Universidad de Castilla- La Mancha ha emitido un comunicado en el que denuncia que los recortes aprobados por la Junta de Comunidades van a dejar una deuda de 140 millones de euros en la institución educativa. Los ajustes para reducir la misma pasarían por reducir la partida de becas y otros servicios que la universidad ofrecía hasta la fecha.

En España hay 75 universidades, públicas y privadas, de carácter presencial, a las que se suman las de educación a distancia. ¿Es necesario que haya titulaciones que puedan cursarse en prácticamente la totalidad de las provincias?

«Tenemos las universidades justas, no hay exceso, es una buena media. Aunque pueda parecer que hay muchas titulaciones, dan respuesta a una necesidad social», asegura con firmeza Adelaida de la Calle, presidenta de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE).

Sobre las informaciones aparecidas en algunos medios de comunicación sobre la posibilidad de que algunos centros hayan dejado de pagar las nóminas, la también rectora de la Universidad de Málaga anuncia que «hay entidades bancarias dispuestas a facilitar el camino de la financiación». Por tanto, no le consta que haya alguna inmersa en los impagos.

En la mayoría de las comunidades autónomas disminuirá la aportación de la administración, como se vio en el caso de Cataluña. Sin embargo, en Andalucía contarán con cantidades similares este año con respecto a 2011: «Las universidades andaluzas han firmado un plan de amortización de deuda con el presidente de la Junta», añade De la Calle, que informa, además, que en Galicia se han aprobado planes con las mismas características.

La realidad es que todas las universidades, sin excepción, bajarán sus presupuestos. Las universidades no pueden endeudarse, «así que nos toca ser previsores», puntualiza la directiva de la CRUE.

Tampoco parecen peligrar los salarios de funcionarios y personal externo de las universidades de Madrid. En cuanto a los recortes, la Complutense verá reducido su presupuesto en unos 42 millones, pero no se sabe si se debe a que recibirá una aportación menor desde la Consejería o a una autorregulación previsora.

A la espera de que los demás gobiernos autonómicos anuncien la cantidad que van a destinar a los centros, el 19 de enero viene marcado en rojo en el calendario: primera reunión del Consejo de Universidades en 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas