19 febrero 2012

Tras Andalucia viene el tarifazo

Los partidos y sindicatos, e incluso representantes de los municipios, creen que la Comunidad de Madrid prepara un tarifazo en el precio de los transportes para las próximas semanas. El Gobierno regional no subió la tarifas en el mes de enero, como es habitual y sí se hizo en otras ciudades. 

El Consorcio de Transportes de Madrid subvenciona en un 60% el billete de Metro y autobús. El viajero sólo paga el 40% del costo real. El 60% restante se paga con los fondos del Consorcio que hasta este año provenían del Ayuntamiento de Madrid, del Estado y de la Comunidad. 

El año pasado esta cantidad fue de unos 1.200 millones de euros, de los que alrededor de 800 los puso directamente la Comunidad. 

El Ayuntamiento cedió sus acciones a la Comunidad dentro de la política de repartir las competencias. Esa cesión supuso que la capital de España dejara de pagar los 140 millones que abonaba hasta la fecha al Consorcio. El Estado aportaba una cantidad similar. Pero este año aún no se conoce la cantidad que los Presupuestos Generales del Estado van a destinar al transporte, por lo que los técnicos aún no han podido calcular la subida para este año. Pero lo que es seguro es que la Comunidad tendrá que poner este año cerca de 1.000 millones de euros. 

El consejero de Transportes, Pablo Cavero, ya dio hace unos días, en una visita al Metro, un anticipo del escenario. Cavero explicó que se ha marcado como «reto» reducir la subvención al transporte público del 60% del coste del billete actual que paga el Consorcio hasta un 50%. 

Para reducir esta aportación el Metro tiene previsto poner en marcha un plan de nuevos ingresos. Se van a alquilar dos aparcamientos, se construirán nuevas zonas comerciales en el subterráneo, y se quiere aumentar la publicidad. Hay una decena de partidas donde pueden aumentar los ingresos y hay 50 medidas en marcha para ahorrar gastos. 

También dio algunas pistas de por dónde vendrá la subida. El 70% de los ciudadanos utiliza el abono transportes, que hace que cada día paguen entre 55 y 57 céntimos por trayecto. «No es un precio excesivo si lo comparamos con el de cualquier otra capital», añadió. Por otra parte, está el metrobús (19%), que utiliza un gran porcentaje. Y finalmente está el billete sencillo, que en agosto del año pasado subió de un euro, a un euro y medio, es decir un 50% más. 

A Cavero le llama la atención que un extranjero que viene a Madrid esté subvencionado por el Gobierno regional y que pague por ir a Barajas dos euros, mientras que en otros países es más caro. 
Parece claro que se prepara una fuerte subida en los títulos menos usados (sencillo y metrobús) y menor en las diversas modalidades de abono. Pero en todo caso será importante. Hace unas semanas, UGT denunciaba que Metro debe más de 40 millones de euros y que no se paga a decenas de proveedores. 

Manuel Fernández Albano, representante de CCOO en el Consorcio, está seguro de que «este año habrá tarifazo». Afirma que lo harán después de las elecciones andaluzas, cuando hayan aprobado los Presupuestos Generales del Estado. «Tienen un déficit espantoso y nos tememos que habrá una subida y quizá alguna sorpresa», añadió. 

Eugenio Morales (ex concejal socialista), representante de la Federación Madrileña de Municipios, está convencido de que será del 10%. «Será un subidón, porque además la política de transportes hace que cada vez haya menos viajeros», añade. Es partidario de un nuevo sistema de tarifas. 

José Manuel Franco (PSOE) es partidario de congelar las tarifas y recuerda la alternativa de su partido. Quieren un nuevo planteamiento de los abonos, simplificación de las zonas, integración de los billetes de 10 viajes en el sistema de viajes por la red y una financiación más justa que haga que los centros comerciales y grandes corporaciones paguen una parte de lo que cuesta. 
Loreto Ruiz de Alda (UPyD) también cree que la subida será importante y reclama más transparencia en las tarifas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario