21 mayo 2012

Al final los mayas van a tener razón

3. ¿SOMOS SIERVOS LOS CLIENTES?

SÍ Lo parecemos los ahorradores de Bankia. ¿Siervos? Sí, como antes de la Constitución de 1812. Siervos en sentido bíblico. Los clientes de Bankia creíamos ser de la familia después de años de trabajar con Caja Madrid. «Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que os mando. Ya no os llamo siervos, pues el siervo no sabe qué hace su señor» (Jn 15,9-17). Muchos nos sentimos siervos al descubrir que no supimos qué hicieron Blesa, sobre todo, ni Rato con nuestro dinero. Goirigolzarri -si tiene tantas soluciones como sílabas el apellido estamos salvados- hizo el jueves una declaración. «Me ofrecéis aguachirle en lugar de una crema», dice Roxana, protagonista de Cyrano de Bergerac, ante la falta de elocuencia de su amante. Señores gestores de Bankia: hablad ahora o los clientes callarán sus cuentas.

4. ¿LOS MAYAS TENÍAN RAZÓN?

NO Los Rappel de la astrología maya nos acojonaron en las uvas de 2011: el mundo se acabará en diciembre de 2012, predijeron. Según un hallazgo reciente en una ruina de Guatemala, los manuscritos apocalípticos no fueron realizados en el siglo XV sino en el VIII. Esto querría decir que el final del mundo debería haberse producido siete siglos antes de 2012. La teoría del hijo de los Simpson es otra: «Los mayas no han entendido nada: en 2012 estamos mucho más preocupados por el fin de mes que por el fin del mundo».

5. ¿LA PRIMERA NOVIA FRANCESA?

SÍ En Francia están preocupados por cómo llamarán a la compañera del presidente de la República, F. Hollande. Valérie Trierweiler no es la primera dama al no estar casados. «La primera novia» sería más preciso, pero suena retro. Desde la antigüedad se sabe que las amantes tienen más poder que las esposas. En Francia, en Inglaterra, en España... En esto sí existe un mercado común europeo. Las queridas influyen política y económicamente pero no tienen que mostrarse virtuosas. Son confidentes y depositarias del más lesivo de los secretos: el de la infidelidad con la cónyuge. En estos tiempos es más difícil dejar a una amante que a la reina de la casa. Ya veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas