09 junio 2012

Nadal declarando en un juicio

Sólo la intentó ayudar su pariente Víctor García, el hombre que acumuló el mayor número de acciones de la productora. Para tratar de salvarla sostuvo, en una errática y confusa declaración, que él era testaferro, sí, pero de Nadal. Sin embargo, minutos antes el tribunal había asistido a la confesión del testaferro personal de Nadal, Miguel Sard, que aclaró el reparto del «pastel de Video U», en gráfica expresión literal empleada por el propio García. «Nadal me dio un sobre con 300.000 euros; me dijo que 150.000 eran suyos y 150.000, de Munar», explicó decidido Sard. A continuación, Sard repasó la cronología de aquel reparto por el que Munar y Nadal afrontan una petición de pena de seis años de prisión.

El hombre de confianza de Nadal explicó cómo se empotraron los políticos en la productora: «A finales de 2004, Nadal me vino a ver y me dijo que UM estaba interesada en tener un canal de televisión», explicó ante el tribunal a preguntas del fiscal Juan Carrau. Y así, le pidió el «favor» de que figurase por él: «Me dijo que él no podía figurar y que Maria Antònia Munar, tampoco... 'Si tú me puedes hacer ese favor, ella ya se buscará a alguien'», asegura que le dijo Nadal.

Una vez había aceptado hacer de hombre de paja, Sard recibió el ya famoso sobre con los 300.000 euros en efectivo. Un sobre que, según el mismo Miquel Nadal, Munar le había entregado en un coche oficial. Sard aseguró, además, que García era el testaferro de Munar y explicó que éste le llegó a reconocer que no daba un paso en Video U sin consultarlo con la ex presidenta.

Pero, ayer, García quiso demostrar que era testaferro de Nadal y no de Munar -ambos están hoy enfrentados-, pero terminó cayendo en incongruencias. ¿Por ejemplo? Cuando llegó la oportunidad de vender las acciones, Sard lo hizo por orden de Nadal, pero García dijo que «no tenía autorización».

Y si los testaferros admitieron ser marionetas de los políticos, una empresaria acusada también declaró haber sido manipulada por UM. Luisa Almiñana, ex socia de Video U, señaló que le pidieron que pagara la nómina desde la empresa a empleados del partido -trabajadores fantasma- y aceptó hasta 14. «Ahí me negué». Almiñana denunció que consideró como una amenaza un mensaje de Munar: «Maria Antònia está preocupada por ti, me dijo García, me explicó que mi fianza la pagaría Nadal y me advirtió que cambiara de abogado».

El plato fuerte del juicio se espera para hoy: la declaración de Munar, primero; y, si hay tiempo, también la de Nadal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas