01 julio 2012

Mi marido me pega

Las mujeres nunca denuncian a la primera y cuando se atreven siempre relatan menos de lo que les pasó. Llegan al cuartelillo apretando un kleenex y apenas cuentan una bocanada de insultos, un salpicón de amenazas y, si no les tiembla mucho la barbilla, alguna bofetada reciente. Aseguran que ellos las controlan, que las juzgan, que les desviven los celos. Y que tienen miedo. 

Pero según van hablando, dicen que su hombre sólo es duro cuando bebe, que es cosa del mal genio, que anda agobiado por la vida. 
Ellos niegan todo y las culpan. 

Si pasa un día, cuando el juez las llama para hacer justicia, ya muchas de ellas son otras. No declaran contra el malo, se agarran al pasado en que las quiso, le perdonan la verdad y retiran la denuncia. Y si la mantienen, no quieren nada, sólo terminar. 
A los pocos días, o semanas, o meses, o años, ellos las matan. 

«ME LLAMA PUTA» 
eDNI. R. M., 45 años. Con trabajo. La mata su marido, con el que convivía. No había alejamiento. 

eLa denuncia. El 18 de abril de 2009 relata: «Cuando reprendo a mi marido por rebuscar en mi bolso, me da una bofetada. Discutimos, me da un puñetazo y me insulta: 'Puta, me has puesto los cuernos, que te acuestas con todo el mundo'. Dice que me va a matar y que toda mi familia va a llorar». Cuenta que su marido tiene problemas con la bebida y las tragaperras, y que la ha insultado y amenazado más veces. Él lo niega y dice que fue ella quien le pegó. Se dicta orden de protección, pero un mes después, ella pide que se retire y dice que no tiene miedo. Se le absuelve. No hay valoración de riesgo. Reanudan la convivencia. 
eLa muerte. El 30 de enero de 2011, en la casa donde vivían, ella le repite que le va a dejar. Él coge un cuchillo de cocina y le apuñala. Pide que le perdonen, que le había dado un arrebato y culpa a la mujer de haberle «provocado». 
«ME PEGA SIN DEJAR MARCAS» 

eDNI. S. M. G., 37 años. Sin empleo. Alejamiento en vigor. 

eLa denuncia. El 7 de julio de 2010, a los cuatro meses de separarse, narra que él le llama y envía correos amenazantes diciendo que irá a prisión, pero que se la llevará por delante. Dice que siempre le llamaba egoísta, vaga, chula, puta, gorda, mala madre, mogijata... Recuerda que él le pegaba sin dejarle marcas. Cuando dijo que se separaba, le empujó, le insultó y lanzó el móvil contra la pared. Se valora riesgo «bajo». Él niega todo y dice que ella malgastaba lo que él ganaba. Es condenado por amenazas y malos tratos. La orden de alejamiento habría acabado en junio de 2014. 
eLa muerte. El 15 de febrero de 2011, cuando ella ha dejado a la niña en el colegio, él la aborda en la calle y la mata con un cuchillo y un hacha. 
«DESTROZÓ LA CASA» 

eDNI. M. M. P., 43 años. Con empleo. Murió sin haber juicio. 
eLa denuncia. El 27 de abril de 2006 relata ante los Mossos que en una discusión ella le puso la mano en la cara y él le agarró fuertemente de los brazos y le dio dos bofetadas. No pide protección porque ella piensa que es un hecho puntual. Dos días después, sí pide la orden porque, tras la primera denuncia, él fue a la casa y destrozó el mobiliario. Él reconoce los desperfectos y dice que el acercamiento fue cosa de los dos. 
eLa muerte. Tras años de proceso, el 22 de febrero de 2011, el hombre entra en casa y acuchilla a la mujer. La niña, de 5 años, va sola al colegio y cuenta la muerte de su madre. La mujer muere sin haberse celebrado el juicio por la primera denuncia. 

«DICE QUE ME VA A DEGOLLAR» 
eDNI. M. W., británica, 55 años. Sin empleo. Alejamiento en vigor. 

eLa denuncia. El 28 de julio de 2010 denuncia que su ex marido le llamaba y perseguía porque no aceptaba la separación. Le decía que la iba a matar a ella, a su yerno y a su hija, que iba a degollarla, a conseguir una pistola y comprar gasolina para quemarlo todo. Le llamaba «hija de puta» y le decía que quería quedarse con todo. Se valora riesgo «bajo». Se dicta orden de protección. El imputado minimiza los hechos. El 13 de enero de 2011, él rompe la prohibición de comunicarse con su ex mujer y le dice que se va a ahorcar. 
eLa muerte. El 7 de marzo, el agresor espera a que su ex mujer salga de casa y la acuchilla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario