30 septiembre 2012

Harry Potter en el casting

El "casting" para elegir a Harry Potter fue un infierno. El director Chris Columbus y su equipo habían visto a miles de muchachos británicos de 11 años, morenos, flacuchos y de aspecto inteligente. Pero cuando Daniel Radcliffe entró en la habitación donde se hacía la prueba, todos supieron que lo habían hallado. El joven sólo había trabajado en dos películas: "El sastre de Panamá" y "David Copperfield", una adaptación televisiva del clásico de Charles Dickens. En realidad, Daniel llegó a la gran pantalla por casualidad. Unos amigos le sugirieron que se presentara para el papel de Oliver Twist en una producción de televisión. A sus padres no les agradó la idea, pero les debió picar el gusanillo, porque cuando se enteraron de que su amiga Kate Harwood iba a producir "David Copperfield", mandaron una foto de su hijo a la cadena BBC. Y sorprendentemente, Daniel, sin ninguna experiencia previa, se quedó con el papel. El director quedó encantado con él. Además de sus indiscutibles dotes, Daniel no era insoportable como la mayor parte de los niños estrella.


Aguantaba las largas sesiones de rodaje con una sonrisa, era disciplinado y se hizo amigo de todo el mundo en el plató. Su forma de actuar y su buen carácter influyeron para que le dieran el papel de Harry. Y parece que también quedaron encantados con él, porque el joven se encuentra en pleno rodaje de "Harry Potter y la cámara de los secretos", la segunda película de la serie. Rupert Grint (Ron Weasley) y Emma Watson (Hermione Granger) también repiten papel y, según parece, los tres son inseparables dentro y fuera de la pantalla.


Harry es ya un adolescente y, además de sufrir sus primeros mal de amores, empezará a plantearse algunas preguntas serias. Por ejemplo, ¿por qué mató Lord Voldemort a sus padres? Parece que en el tomo quinto, Harry Potter y la Orden del Fénix, sabremos algo más. En concreto, algunos aspectos sobre Lily Potter (la madre) serán esenciales para entender el odio que el Señor Oscuro siente por los Potter. Se dice que el que Harry tenga los mismos ojos que su madre puede convertirse en un aspecto importante. También la profesión de sus padres nos será revelada por fin, y es posible que este detalle nos traiga respuestas a algunas preguntas. Aquellos lectores que desean conocer de dónde procede la gran fortuna de Harry calmarán pronto sus dudas.

En un plano más anecdótico, J. K. Rowling ha confirmado que la vecina loca de los Dursley (que vivía con un montón de gatos y que cuidaba a Harry en los cumpleaños de su primo Dudley) es Arabella Figg, una bruja de la vieja pandilla de Dumbledore. Se dice que ella podría ser la encargada de proteger a Harry durante las vacaciones...

Hay rumores de origen más incierto, pero los reflejamos para que alimentéis vuestra imaginación. Se cuenta que Harry podría jugar al quidditch contra equipos de otras escuelas, que podría ser expulsado de Hogwarts (y readmitido, no desesperéis) y que podría ser tentado por el lado oscuro. También se comenta que el título del sexto libro, Harry Potter and the Green Torch Flame, podría referirse a una llama mágica que trae salud a los buenos y destrucción a los malvados. Lo que sabemos y de labios de Rowling es que la última palabra de la saga será "cicatriz". Creedlo, porque la escritora terminó hace meses el último capítulo, que se mantiene en secreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas