01 marzo 2013

La Casera, el Tang y Anís la Castellana se bebían como agua

No creáis que el Tang está pasado de moda, aún sigue en las estanterías de muchos supermercados, aunque su época dorada ya pasó. El Tang es un polvo de colores que se utiliza para dar sabor a un litro de agua, ni es zumo ni nada por el estilo, es todo química. Al artificialidad y los productos requete-manufacturados ya estaba llegando a nuestras vidas, pero era la novedad y había que probarlo, que remedio. Eso sí, decían que el Tang tenía un 5% de fruta... vete a buscar y encima lo había en diferentes sabores, que más se podía pedir??


Anís la Castellana, hasta a los niños se les podía dar una copita de anis si hacía mucho frío. No había casa que se preciara donde no hubiera una botellica de anís, pá templar los cuerpos:


La Casera, española y con mucha fama. Los domingos siempre había casera para comer y el casco había que devolverlo, eso sí. Casera blanca, de naranja y de limón, la bebida por excelencia:


Anda mira, pues aquí tenemos la de naranja y limón, con su capucha de plástico que garantizaba que la ibas a estrenar tú. Seguro que si ahora dijeran de volver a comercializarla, tendría una buena acogida, no sé como no se le ha ocurrido a ningún empresario:



Otro del anís la castellana, ahí metido en la casa, no os lo dije?? "Pápa!! Tómate una copa, que eso te da vida"!!... esta expresión la escuché en el bar de un hospital, se lo decía un gitano hijo al gitano padre:


Jararabe de naranja, aunque había jarabes de un montón de sabores. Esto vendría a ser como los licores sin alcohol de ahora. Que dibujazo tenía!!


Anises, anises, mira que le gustaba a la gente un trinque, (pues como ahora). Manolete era muy conocido en su época, aunque yo he escuchado a la gente de los pueblos decir que era una mala persona con sus semejantes y cuando el río suena...

No hay comentarios:

Publicar un comentario