28 marzo 2013

Sergio Dalma ha vendido más discos que Shakira


El último trabajo de Sergio Dalma, Vía Dalma, se ha convertido en el único álbum que ha superado en España el listón de los 100.000 ejemplares vendidos durante 2010, según la estadística anual hecha pública ayer por Promusicae, la entidad que engloba a la mayoría de las productoras de música de España.

El éxito del baladista catalán es, sin embargo, la muestra del mal estado del mercado discográfico nacional. De hecho, el segundo clasificado -Joan Manuel Serrat y su Hijo de la luz y la sombra- ni siquiera alcanzó las 70.000 unidades. El top 10 de esta desastrosa añada se completa con los trabajos de Alejandro Sanz, Dani Martín, Miguel Bosé, Justin Bieber, Joaquín Sabina, Estopa, David Bisbal y David Bustamante.

Este simple ejemplo sirve para demostrar que España sigue siendo el país con mayor índice de piratería discográfica de toda Europa. De hecho, como adelantó ayer Promusicae, las cifras de venta de música en nuestro territorio volvieron a encogerse el año pasado, completando así la década más difícil para la industria, con unos derrumbes del 80% en los últimos 10 años.

No por esperado, el dato es menos decepcionante. Aunque ya lo anticipó la semana pasada la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) en su informe anual, ayer la asociación de productores fijó el descenso en un 21,12% respecto a 2009, sumando las ventas físicas y las descargas. En concreto, los españoles se gastaron en música legal 166,5 millones de euros, frente a los 211 millones del ejercicio anterior. Lo que significa metafóricamente que cada español mayor de 14 años adquirió menos de medio disco en 2010. Este ratio varía en los países avanzados entre los tres y cuatro ejemplares por persona y año.

Otra cifra preocupante y dolorosa para el sector es que nueve de los 20 discos más vendidos del último año correspondieron en realidad a trabajos publicados en 2009. Este dato demuestra que como las ventas no dejan de caer, las casas discográficas tampoco se deciden a hacer apuestas serias con nuevos lanzamientos.

Descargas legales

En el ámbito digital, los resultados recogidos por Promusicae muestran algunos aspectos positivos y otros negativos. El mercado de la descarga a través de servicios legales accesibles desde cualquier ordenador cayó un 24,6%, mientras que las efectuadas desde dispositivos móviles descendieron un 46,3%.

Sin embargo, el resultado total del mercado digital creció en España un 19,7% respecto a 2009, lo que representa ya un 23,2% del total de la facturación por venta de música grabada. Este balance tan positivo se debe en gran medida al imparable auge de los servicios de suscripción, como Spotify, que ofrecen acceso vía streaming -escucha online- a un enorme catálogo. Según indica Promusicae, este dato demuestra "que el público español comienza a acercarse tímidamente a las distintas ofertas que ya habitan la Red para el consumo de música legal".

Sea como sea, y como señala la Asociación de Productores Españoles, "este incremento digital sigue sin ser suficiente para compensar las pérdidas en el cómputo total del sector".

Así, la canción que cosechó mayor número de descargas legales en nuestro territorio fue el Waka Waka de Shakira, con más de 235.000 compras. En este índice de popularidad le siguen Run run, de Estopa (144.000 descargas); We no speak americano, de Yolanda Be Cool (124.000); Sick of love, de Robert Ramírez (96.000); Stereo love, de Edward Maya (86.000); Bad romance, de Lady Gaga; Loca, de Shakira; Alejandro, de Lady Gaga; Gypsy, nuevamente de Shakira, y Mi princesa, de David Bisbal.

El presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, aprovechó la publicación de estos datos para señalar que las cifras de la música "tan crudas y desoladoras demuestran que la única ley que ha imperado en España a lo largo de los últimos diez años ha sido la del salvaje Oeste. Aquí ha valido todo. Nos han saqueado sin escrúpulos y los gobernantes han tardado en darse cuenta de las consecuencias".

Guisasola también explicó que la ley Sinde constituye "un primer paso, aunque sea muy tímido, en la buena dirección". Sin embargo, también recordó que la reforma "deja fuera el P2P, principal fuente para acceder ilegalmente a la música, y tampoco contempla ninguna acción pedagógica" para formar a los usuarios de Internet.

Los españoles gastaron en música 166 millones de euros, frente a los 211 millones de 2009

"La ley Sinde es sólo un primer paso, que aunque sea muy tímido, va en la buena dirección"

No hay comentarios:

Publicar un comentario