25 abril 2013

Lawrence Foster nos dice adiós


Vino a Barcelona para contribuir a la internacionalización de su orquesta y se despedirá de ella haciéndola debutar en el festival de música clásica más popular del mundo

Después de seis años al frente de la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC), el estadounidense Lawrence Foster dirá definitivamente adiós a la formación con una gira europea que dará comienzo pasado mañana en el Concertgebouw de Amsterdam y finalizará, el próximo día 24, en el Royal Albert Hall, en el marco de los célebres Proms londinenses.

Ayer, en la presentación de esta gira, que era a la vez su última comparecencia pública como director de la OBC, Foster se mostró satisfecho de su etapa al frente de la formación barcelonesa y abogó por la continuidad de la línea de trabajo que había desarrollado.Y sobre todo, soslayó el ya polémico tema de su sucesión.

«En este momento hay un buen ambiente en la orquesta y todo el mundo está concentrado en la gira», informó. «Escoger un director siempre es una tarea difícil. En mi caso, por ejemplo, la orquesta que dirigiré ahora, la de la Fundación Gulbenkian de Lisboa, no ha sido consultada sobre mi nombramiento. Pero estoy convencido -añadió- de que el futuro será muy positivo para la OBC".

Sobre la figura de Ernest Martínez Izquierdo, Foster fue en extremo diplomático. «No conozco mucho su labor, pero aunque la conociera tampoco la comentaría. No considero adecuado declaraciones como las que hizo Frühbeck de Burgos sobre Josep Pons. Ese tipo de cosas no tienen cabida en la música», afirmó el director, que considera un «gesto generoso de mi sucesor» el cargo de director invitado que ostentará en el futuro.

Respecto a su gestión, Foster recordó que al asumir el cargo había dicho que la OBC era «uno de los grandes secretos musicales que aún quedaban por descubrir» y, por lo mismo, expresó su satisfacción por el trabajo realizado en pro de la internacionalización de la orquesta y también, de la divulgación de la música catalana.Aunque esto último, reconoció, «no siempre ha tenido eco en la prensa internacional».

Asimismo, Foster destacó también como otra actividad primordial, la divulgación de la música del siglo XX. «Es importante que se programen obras de compositores vivos, no sólo catalanes», dijo Foster, que emplazó al director general del Auditori i l'Orquestra, Joan Oller, a continuar esta línea. «Estoy seguro de que él mantendrá esta educación del oído», afirmó.

Foster, que de su paso por la orquesta sólo recuerda como negativo los primeros años, «cuando las ambiciones artísticas quedaban relegadas a un segundo plano delante del gran proyecto del Auditori», elogió al público catalán. «Aquí hay un gran amor por la música y el público tiene una mentalidad muy abierta», dijo.

La gira de la OBC, que pasará también por el festival de Schleswig-Holstein, tendrá como solistas a la pianista Alicia de Larrocha, la violinista Viktoria Mullova y las sopranos Jennifer Larmore y Anna Feu.El programa incluye obras de Gerhard -Concierto para orquesta y de Xavier Montsalvatge -Canciones negras-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas