20 junio 2013

Murdoch es dueño de Star TV

El rediseño de la estrategia de Murdoch en el Reino Unido ha empezado a intuirse tras las informaciones de Prensa que han anunciado conversaciones con Telecommunications Inc. (TCI) para ofrecerle participaciones en el consorcio BSkyB.

El interés de Murdoch por entrar en el negocio del cable, vista la dificultad de mejorar los resultados de la oferta por satélite con el parque de parabólicas, y el de TCI por la compra de derechos de programas para el Reino Unido y Europa (Murdoch posee todo el catálogo de la Fox), han servido de trampolín para las negociaciones.

TCI posee el 50% del grupo operador de cable más importante de Gran Bretaña, TeleWest, así como el 60% de la compañía de cable Flextech.

Con este posible acuerdo, Murdoch rebajaría su participación en BSkyB (actualmente en un 50%) y se prevendría sobre una futura iniciativa legislativa para limitar el techo máximo de participación de un accionista en los medios audiovisuales británicos, algo que ya sucede en el accionariado de las cadenas españolas.

Uno de los hombres más ambiciosos de Gran Bretaña -informa Martin Walker, de The Guardian- se enfrenta al mayor reto de su vida, y está intentando decidir qué clase de estadounidense quiere ser o, más específicamente, qué quiere Rupert Murdoch que sea. Andrew Neil, que siempre ha movido pieza al menos con dos jugadas de anticipación durante su carrera (hasta hace poco era director del Sunday Times, tiene que decidir si desea convertirse en el legendario presentador Walker Cronkite o en el fundador de la CNN, Ted Turner. La opción Cronkite significa que Neil, luchando de igual a igual con las tres grandes cadenas, se compromete con una carrera en pantalla en Estados Unidos, convertido en el periodista más relevante de la cuarta cadena, la Fox, de Murdoch. La opción Turner representa estar dispuesto a dirigir el imperio televisivo mundial que Neil supone que Murdoch está creando. 

«Murdoch es dueño de Sky-TV en Europa, Star-TV en Asia y la cadena Fox en EEUU. Esto quiere decir que una vez que Sky News, Asian News y la cadena Fox en EEUU tienen su propio servicio nacional de noticias, no hace falta ser un genio para vincularlos», declara. «Y este imperio contaría con la fuerza que la CNN no tiene. Cada uno de los componentes tiene una base regional. No se trata de un modelo para todos como la CNN, cada uno tiene su propia identidad regional, aunque emplea los recursos comunes del sistema mundial». Neil siempre ha planeado con ambición, pero ahora hay todo un globo brillando ante sus ojos, mercados hemisféricos, satélites girando y un sutil aviso escocés, al recordar, que todo esto está en poder de un solo hombre. «Ignoro si esto es lo que Murdoch quiere hacer. Puede que sí, pero en la actualidad, Estados Unidos es la pieza que falta en el rompecabezas. 

Fox todavía no cuenta con un servicio informativo nacional que pueda competir a la par con los tres grandes. Puede empezar, como lo estamos haciendo con mi programa, montando un noticiario sin la inversión masiva de la sección de noticias de una cadena. Es la manera barata de introducirse».

La nueva aventura de Neil en la TV estadounidense consiste en conseguir noticias a ambos lados del Atlántico, sencillamente como a él le gusta. «Ya he leído dos necrologías de mi programa y todavía no ha comenzado».

No hay comentarios:

Publicar un comentario