08 junio 2013

Nati Abascal no quiere al Duque de Feria

Por lo demás todo se sabe, que a Rocío Jurado, según cuenta Trialasos en Diez Minutos (no salimos de ésta, hay que ver cómo viene), le cuida el pelo su cuñada (aunque tiene peluquero particular: es Fernando Torrens, Ruphert), y además no piensa volver («qué barbaridad») con Pedro Carrasco, que la semana anterior ha vestido de nazarena a la niña, que bien ha salido en las ilustradas. Tampoco vuelve Nati Abascal con el duque de Feria, ni por los niños ni por ellos, que lo confiesa en Hola. 

El que sí vuelve (ese ha ido alguna vez?, se pregunta alguna revista que subraya tan «original» separación) es Bertín Osborne, que ha debido fletar un charter para llevar a Miami, en donde reside, a Alejandra, Eugenia y Claudia, y a la madre de las tres, Sandra, y de paso, una tropa de fotógrafos y de escribidores, pues se le llenó la residencia de personal que, a la vuelta, han cumplido: vid. Semana, Diez Minutos, Hola (bueno, lo de Hola no se acaba nunca, casi parece un publirreportaje) y Lecturas. Lo de los niños es importante. Cómo no se le abren las carnes al más herodes de todos los herodes viendo a las niñas de Bertín, o a Jacobo despidiéndose de su padre, Jaime Ostos, en Hola: «Yo creo que Jacobo necesita más que nunca ver que sus padres se respetan». Por supuesto, siempre, antes que nada, los niños. 

Es impresionante esa niña de chupete, dormida plácidamente, protegida por su padre en Interviú y Epoca. Hay pocas cosas más importantes en esta vida que una hija -sea la de María Jesús Llorente o la de Lolita que, esta semana, todavía no está embarazada. Lástima, es un decir, que ese padre de la niña del chupete sea un ciudadano francés llamado Henri Parot, dedicado a, presuntamente, poner una bomba, entre otras, en la casacuartel de la Guardia Civil de Zaragoza (que ya se sabe que en las casascuarteles hay muchos niños, porque los números se casan, y menos mal porque, si no, algunos solteros pueden tener el gatillo ligero como el de Villalba, que cuenta Tribuna). Este Henri Parot, retratado como padre en esas dos revistas citadas, aparece también, en exclusiva, confesando en Cambio 16: la realidad siempre supera a la imaginación, y hay que oírle relatando la hazaña de Zaragoza y cómo pensaba que, al no ver ropa tendida, esa parte de la casacuartel era la de los guardias solteros. Parot recibía las órdenes de «Artapalo», el cabecilla etarra, utilizado de símil por Alvarez Cascos, secretario general del PP, para calificar el trato dado a Rosendo Naseiro en Valencia. 

«Así no tratan ni a Artapalo», se queja en Epoca, revista que se ocupa de la traca valenciana, con ese juez Manglano, blanco de todas las miradas. Para Interviú, que ha encontrado la finca de Angel Sanchís en Argentina, las investigaciones alcanzan a Fraga; también lo piensa Tiempo; Tribuna dedica amplio espacio a la «misteriosa investigación del juez» y Cambio 16 cree que el juez ha roto el pacto de silencio que existía en España sobre la financiación de los partidos. Esos partidos cuyos militantes -españoles todos- aman desinhibidamente más o menos igual, según la detallada encuesta que publica Tiempo sobre cómo debe ser el hombre de los 90. 

Más o menos igual, pero con matices: La felación es práctica habitual en un 68,5% de las mujeres de IU frente a un moderado 31,2% d las mujeres PP. La sodomización la practican el 19,6% de los PP, frente al 25,9% de los PSOE; mientras éstos, un 72,7% buscan la estimulación bucal del clítoris, sólo se dedican a ello el 32,1% de los PP. ¿Y el CDS?, pues en su sitio, ni frío, ni calor, pero, eso sí, sodomizan más que el PSOE, y no creen para nada en el sadomasoquismo; el PSOE, sí, un 2,8%. Y, mientras, Estela, 22 años, haciendo amuletos para los hombres de negocios en Diez Minutos: «Los druidas me han elegido para que practique su magia». Todo es posible cada semana en este país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas