27 julio 2013

Pierce Brosnan un elegante 007

El secreto se desveló el pasado lunes en la entrega de premios American Music Awards a través de la cadena norteamericana ABC.Los esperados anuncios por televisión de la multinacional Coca-Cola mostraron a una desinhibida Penélope Cruz saboreando la bebida gaseosa y brindando al espectador un sonoro... eructo. Atrás queda su sensualidad de niña bien desde las más afortunadas campañas de Ralph Lauren, el pasado año, para la línea de prêt-à-porter y en la actualidad como rostro del perfume Glamourous.

Junto a ella, la pareja de actores David Arquette y Courtney Cox (ella es imagen a su vez de los cosméticos Maybelline) y un elenco de destacados cantantes y deportistas.

Los productos dirigidos al público masculino también necesitan sus propios iconos. Temperamento, facciones marcadas, elegancia un tanto conservadora y calculada aura de sex symbol son su mejor carta de presentación.

Entre todos ellos, un protagonista absoluto, Pierce Brosnan, en la piel del agente secreto británico 007.Tras seis años de ausencia, el intrépido personaje vuelve a lucir en la muñeca un reloj de la firma Omega en el episodio Muere Otro Día.

Resulta difícil imaginar mejor promoción a un artículo que mostrarlo a la vez en un filme de rotunda aceptación comercial al tiempo que en una campaña de publicidad. Billy Zane para Longines, o el piloto Paul Belmondo (hijo del célebre actor francés) para Lalique, son otros de los guapos que se asoman desde los medios escritos para dinamizar las ventas de uno de los complementos masculinos más tópicos y solicitados. De los que no lo son tanto, como los perfumes y las prendas de diseño, cabe mencionar al polifacético cineasta, guionista e intérprete Matthieu Kassovitz para Lancôme y a un varonil George Clooney para Belstaff.

No hay comentarios:

Publicar un comentario