24 agosto 2013

Las sales de baño de Audrey Hepburn

De Palma de Mallorca he viajado a Palma del Río invitado por Paco Caro que lleva años queriendo que conozca su histórico pueblo. Pero antes de llegar visitamos Moratalla, antiguo pabellón de caza que anida entre Córdoba y Sevilla. Ha sido reconvertido en hotel por su actual propietario, Ignacio Medina, duque de Segorbe, que nos lleva a paso gimnástico por los jardines trazados por Jean-Claude Nicolas Forestier (1871-1930). Aquí le llaman Le Forestier y cada vez que le nombran así, no puedo dejar de pensar en el guardabosque que despertó sexualmente a Lady Chatterley. El paisajista francés creó muchos de los jardines de mi infancia de dos continentes, incluyendo la famosa Costanera de Buenos Aires. 

Moratalla, que suele aparecer fotografiado con cierta frecuencia en Point de Vue dado que Gola, la mujer de Segorbe, es una alteza real e imperial, es un lugar misterioso, con un rond point de plátanos y agapantos delante de la fachada rosada de la que parten pequeños caminos secretos. Segorbe ha creado, también, unos salones para bodas y banquetes dignos del Hollywood de 1940, que hubiese envidiado el propio Tony Duquette. 

La visita me deja extenuado, pero como Audrey Hepburn en Paris When It Sizzles (1963), llevo sales de baño relajantes en mi equipaje, concretamente de Kiehl's. Las echo generosamente en la bañera del cuarto de baño de mi suite en el Monasterio de San Francisco donde me hospedo, un hotel joint-venture de Alonso Moreno de la Cova y Segorbe. Es un hotel histórico donde vivieron Orlando Bloom y los actores de El reino de los cielos (2005) durante el rodaje de la misma, coincidiendo con los duques de Lugo y sus hijos. 

Al caer el sol voy a visitar la casa de Enrique, otro Moreno de la Cova, donde se filmó la película de Ridley Scott. Es un lugar maravilloso con un jardín con arrayanes y mirtos dentro de la muralla almohade. 

Cenamos no lejos en el Mesón Palmeño, un restaurante creado dentro del convento de Santa Clara, en torno al lavadero de las monjas. 

Por cierto, Palma del Río es -además de El Cordobés y el televisivo Pepe Navarro- la cuna de José Víctor Rodríguez Caro el Vitorio de Ídem & Lucchino, conocido cariñosamente en el pueblo como Pepito el de El Barato, ya que hizo sus primeros pinitos en el mundo de moda como escaparatista de esa desaparecida tienda de tejidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario