18 octubre 2013

Con 11 años ya ha tenido un coma etílico

La imagen es borrosa y ha ido perdiendo color con el paso del tiempo, pero en ese viejo vídeo de principios de los 80 se ve perfectamente a Ismael y sus primos fumando entre toses. 

Son tan bajitos que apenas asoman la cabeza sobre la mesa, tienen solo cuatro años, pero sus padres les ríen la gracia. De hecho, ellos mismos les han encendido el cigarrillo, porque hay que celebrar la comunión del mayor. De repente una de las niñas le echa el humo en la cara a Ismael y la sala entera estalla en una sonora carcajada. En esos tiempos, ¿qué niño, incitado por un adulto, no le dio una calada a un cigarro, o a un puro, en alguna celebración familiar? La escena hoy nos parece surrealista, e incluso podría llevar a unos padres a problemas con la custodia.

Lo mismo piensan nuestros vecinos de Francia, Portugal e Italia cuando ven a un adolescente bebiendo alcohol. En esos países es un escándalo que un chico vaya por la calle con una botella. Imagínense borracho. De hecho, la tasa de ingresos en urgencias por intoxicaciones etílicas de menores de 14 años es del 0%. Aquí en España se dispara hasta el 6% de los ingresos por alcohol.

Y cada vez son más jóvenes, casi niños. Un estudio español aporta testimonios de médicos de urgencias que cuentan casos de chicos de tan solo 11 años borrachos hasta perder el conocimiento. Niñas y niños que deberían estar jugando con muñecas y superhéroes. El doctor Santiago Mintegui desvela datos alarmantes, como que las urgencias por comas etílicos de menores de 14 años se han multiplicado por tres en la última década. ¿Recuerdan qué hacían ustedes con 14 años? En mis tiempos, estudiar EGB y ver al Equipo A por la tele. Bueno, y quizá también soñar con el beso de algún chico.

Hoy beber es algo normal. Es un cáncer cultural y un problema educativo. La tolerancia social debería ser cero. Pero se siguen organizando botellódromos. Igual ya es hora de cambiar de mentalidad. Y de hacer a los chicos responsables de sus actos. También legalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario