26 marzo 2014

Asistir a La Voz cuesta 45€

Muchos son los ingredientes de la exitosa receta de La voz. El primero, y más obvio, a la gente le gusta escuchar música. Disfrutar del talento de personas que sin apenas experiencia o preparación llenan el escenario es tan sencillo como encender la televisión. Ayuda la ilusión y las historias de los participantes, la tensión de las batallas, la emoción de los directos... pero al final todo se reduce a una premisa bien sencilla: tú también puedes cumplir tu sueño.

Contar con un coach como David Bisbal, que gracias a Operación Triunfo pasó de amenizar ferias con su orquesta a llenar estadios en todo el mundo, es incluso mejor. Y si en plató el público se enciende cada vez que uno de sus rizos se sacude o cuando besa a las solícitas limpiadoras del programa, todo mientras actúan artistas de la talla de Ricky Martin o Alejandro Fernández, el espectáculo está asegurado.

No es de extrañar que las entradas para asistir al programa se vendan como churros, y aun cuando el público debe pagar 45 euros –que básicamente incluyen transporte, ropero, bocadillo y el habitual pack de merchandising– por acudir a las cuatro galas en directo han agotado sus localidades días antes de la cita.

Pero que nadie se lleve a error. Por entretenido que sea ver las tripas de La voz se trata de un programa de televisión y desde el primer minuto advierten: "Esto no es un concierto. Es una grabación y el objetivo es que el programa salga bien y se pueda ver desde casa". Así que todos sonrientes, aplaudiendo constantemente, atentos a las instrucciones de los regidores... directrices que se subliman cuando aparece Jesús Vázquez y el plató estalla para ovacionar al gallego.

"La voz es un compendio de cosas. El formato es muy atractivo, la gente ve a otros realizar sus sueños, se toca en directo... Todos esos elementos conectan mucho con las emociones de la gente", explica el presentador que a dos días de la final ya cuenta con regresar el próximo año. "Aunque no me lo han dicho todavía, no tengo duda de que renovaremos. Me llevaré una sorpresa enorme si no fuera así. Hemos obtenido muy buenos resultados luchando además con productos de ficción que manejan unos presupuestos mucho mayores", explica. Y las audiencias y, sobre todo, las redes sociales le dan la razón.

"La voz siempre ha liderado el impacto social con la emisión de las galas, llegando a quintuplicar al siguiente programa. Además, los días de no emisión se sitúa entre los 10 programas más comentados", explica Josu Aurrekoetxea, director de desarrollo de negocio de la consultora Global IN Media, responsable de la estrategia on line de La voz y de su seguimiento las 24 horas. Presentes, además, en el mismo plató del programa desde la sala interactiva que lidera Tania Llasera.

En cifras, La voz genera una media de 250.000 comentarios y más de 20 trending topics nacionales y mundiales en cada gala, con un récord de 472.655 menciones en el estreno de la segunda edición que esperan pulverizar en la final.

Con este impacto, las desavenencias surgidas alrededor del programa tampoco pasan desapercibidas. Si el año pasado Ruimán acusaba a La voz de trato discriminatorio en esta edición Silverio ponía en duda su sistema de votaciones. Ante estos incidentes, Jesús Vázquez es claro: "Estamos casi ocho meses trabajando en cada edición y la polémica es el detalle. Me da rabia que sólo se recuerde la pequeña polémica que surge cada año con uno que la quiere montar. Pero entiendo las dudas y entiendo los nervios".

Porque son muchos los que pasan por este tipo de programas, pero es un hecho que no todos pueden triunfar. "El mercado musical no puede absorber a todas las personas que vienen a todos los talents, pero creo que la gente ha entendido que no se hacen sólo por eso", explica el presentador. "Nosotros estamos más que satisfechos con que muchos de los participantes del año pasado puedan vivir de la música, aunque no se hayan convertido en estrellas internacionales", añade.

El ejemplo más reciente es Cristina, cantante del equipo de Antonio Orozco que tras su salida del programa ya está trabajando con él. "El casting de La voz es uno de los más potentes que se hacen en este país, tanto por el nivel de los participantes como por la dificultad. Encontrar la voz que buscas para una gira no es extraño dadas estas condiciones", cuenta el artista.

El siguiente paso del formato será una edición infantil que ya está grabada: La voz kids. "Oigo el nombre del programa y es que me vuelvo loco", dice Vázquez divertido a la espera únicamente de la fecha de estreno. "No esperábamos que fuera tan emocionante. Funciona igual que el de adultos pero no hay esa ñoñería que muchas veces acompaña a los programa infantiles", afirma el presentador. "Los niños se van encantados y estamos asesorados por psicólogos para que en todo momento disfruten de la experiencia. Ha sido casi más duro lo que pasaba con sus familias detrás del escenario porque a ver cómo explicas a una abuela que su nieta no es la que mejor canta del mundo", explica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario