12 marzo 2014

Justin Bieber le pega a un conductor de limusina

Los cargos han empezado a acumularse de forma alarmante sobre las estrechas espaldas de Justin Bieber, acusado ahora de agredir al conductor de una limusina en Toronto con un grupo de amigos. 

Se trata del segundo arresto para el cantante de 19 años en menos de dos semanas, después de que su sonado incidente con la policía de Miami acabara en la cárcel.

Bieber, de 19 años, optó por presentarse voluntariamente en una comisaría de Toronto para no agravar la situación y esperar el dictamen del juez, que tendrá que determinar exactamente lo sucedido hace un mes en la ciudad canadiense.

Al parecer, el incidente sucedió después de que el conductor de la limusina recogiera a Bieber y sus amigos a la salida de un discoteca a eso de las 3 de la madrugada.

"Mientras les llevaba a un hotel, se produjo un altercado entre uno de los pasajeros y el conductor de la limusina", de acuerdo al comunicado de las autoridades de Toronto. 


"En el curso del altercado, un hombre golpeó en varias ocasiones al conductor en la parte trasera de la cabeza. El conductor detuvo el vehículo y llamó a la policía".


Por suerte para Bieber, no será un asunto grave, después de que se haya considerado como un delito menor que podría acarrearle, en principio, una multa y horas de servicio comunitario. 

Después tendrá que lidiar con los cargos por lo sucedido en Miami, detenido por exceso de velocidad y por conducir bajo los efectos del alcohol y la marihuana con un permiso de conducir caducado. 

Es una espiral de incidentes que también tuvo un capítulo reciente en su residencia de Calabasas, en Los Ángeles. En esa ocasión, Bieber fue acusado de lanzar huevos contra la casa de su vecino. Un magnífico historial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario