10 septiembre 2014

La historieta en España está en alza

A sus 28 primaveras, el Salón del Cómic de Barcelona quiere tener lo mejor de papá (la convención ComiCon de San Diego) y el charme cultural de mamá (la feria de Angulema). La gran cita de la historieta en España pretende posicionarse a medio camino entre las dos citas más importantes del mundo: el espectacular ComiCon americano y el Salón de Angulema, de cariz mucho más intelectual. «Somos la síntesis superadora del festival francés y la convención americana», aseguraba ayer el director Carles Santamaria durante la inauguración de la feria.

Aunque el director ya lo dé como un hecho, al Salón aún le faltan otras cuantas primaveras para alcanzar tan ambicioso objetivo (su punto flaco es la zona profesional de intercambio con editores, todavía insuficiente). Pero va por buen camino y todo apunta a que mantendrá -e incluso superará- la cifra de 100.000 visitantes. Hace años que abandonó la reducida -pero preciosa- estación de Francia para entrar en un recinto ferial como dios manda. Y en esta edición la feria se ha superado: más exposiciones (y de más calidad), más autores invitados y una nueva área dedicada a la música con conciertos diarios.

«El cómic forma parte de la cultura popular y está íntimamente relacionado con la música, los videojuegos y el cine. Tenemos que integrar a la industria audiovisual», sostiene Santamaria. Aunque canales como SciFi ya habían colaborado con el Salón, el gigante de la Fox ha desembarcado con la flamante furgoneta del Equipo A, la misma con la que se ha rodado la película de inminente estreno, protagonizada por Liam Neeson en el papel de Hannibal. Contar con la presencia del actor sería soñar con ovejas, pero otro intérprete patrio se dejará caer por el Salón: Óscar Jaenada, que se pone en la piel del pistolero Cougar en Los perdedores, una superproducción de la Warner basada en el cómic homónimo de Diggle y Jock, que ayer ya firmaron sus primeros ejemplares.

Los que revolucionaron la feria en el primer día fueron los hermanos Muñoz, que despertaron un auténtico fenómeno fan, igualito que en sus conciertos. ¿Qué pinta Estopa en el Salón del Cómic? Además de darle a la rumba han guionizado su propia historieta, Ultimate Estopa, y salen en la exposicón Los ritmos del cómic, basada en la relación del noveno arte con la música.

Si en algo se diferencia el Salón del Cómic de las demás ferias es en la integración del manga, siempre presente (gracias a la tradición que ha consolidado el Salón del Manga en otoño). Aunque no es lo habitual, cada año se ven más cosplayers, visitantes disfrazados de sus personajes preferidos, que no son superhéroes sino protagonistas de anime. Eso sí, Superman siempre se pasea por los pasillos del Salón, acompañado este año por Linterna Verde y el Rey Nicochán del Dr. Slump (o sea, el extraterrestre verde).

En los últimos años, los soldados de Star Wars patrullan el Salón, armados con sus rifles galácticos y fotografiándose con todos. La más solicitada, claro está, es la princesa Leia, aunque el malo malísimo, Darth Vader, no se queda corto. La culpa es de la Legión 501, un escuadrón oficial -reconocido por LucasFilms- especializado en el costuming de la saga. Con motivo del 30 aniversario de El Imperio Contraataca, los actores secundarios Anthony Forrest (dio vida al Sandtrooper Squad Leader y a Fixer en el Episodio IV) y Nalini Krishan (interpretaba a Barriss Offee en El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith) aterrizarán en un Salón de lo más cinematográfico.

Que el Salón ha alcanzado su madurez lo demuestra el hecho de que ya le ha salido un off festival, como al Sónar o a Arco. En uno de los barrios más combativos de la ciudad, Gràcia, se celebra el primer Salón del Cómic Social dedicado exclusivamente a las historietas reivindicativas. Porque el cómic también puede cambiar el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas