08 diciembre 2014

Jessica Alba sexy desde que se levanta hasta que se acuesta

En esta ocasión Los 4 fantásticos se las ven con Silver Surfer, un misterioso personaje que les dará más de un quebradero de cabeza. La 'supersexy' Jessica Alba y el 'superelástico' Ioan Gruffudd han explicado algunos de los entresijos del rodaje.

Hay profesiones que tienen consecuencias que únicamente los que las desempeñan imaginan, o si no que se lo pregunten a Jessica Alba que, ante la noticia de su elección como como la segunda mujer más sexy del mundo -tras Salma Hayek- respondió, sin apenas cambiar el gesto, que «forma parte del trabajo». La estadounidense se encuentra estos días en Madrid presentado Los 4 fantásticos y Silver Surfer -que no llegará a las pantallas españolas hasta el 10 de agosto-, junto a Ioan Gruffudd, quien vuelve a meterse en la piel de Mr. Fantástico.

En esta segunda entrega de las aventuras de los personajes de la Marvel, Reed Richards (Gruffudd), Sue Storm (Alba), Johnny Storm (Chris Evans) y Ben Grimm (Michael Chiklis) se enfrentan a un nuevo enemigo, el misterioso Silver Surfer, a quien dan vida Doug Jones -el mismo que dio encarnó al fauno más oscarizado- y unos arreglillos digitales, y al que pone voz el imponente Laurence Fishbourne.

La llegada del intergaláctico, que se dedica a cavar kilométricos socavones en distintos lugares del planeta, coincide con la celebración de la boda entre Sue y Reed, éste último más predispuesto a correr tras el enigmático personaje que a pronunciar los votos. «En la vida real la mayoría de los hombres tienen más miedo del matrimonio que de salvar el mundo», comenta entre risas la actriz; «son estos detalles los que hacen más humana la historia».

Este no es el único paralelismo que existe entre realidad y ficción. La película plantea ciertas cuestiones como, en palabras de Gruffudd, «el dilema moral que sufren los personajes a la hora de elegir entre ejercer la responsabilidad civil de un superhéroe o llevar una vida ordinaria». Lo que Alba traslada al plano personal: «Quiero tener niños y me gustaría que llevasen una vida lo más normal posible. Sin embargo, sé que no va a ser así, por ser hijos de quien son».

Con un presupuesto de 110 millones de dólares, el director Tim Story ha logrado rodar «una superproducción de Hollywood pero con la mitad de dinero que una Spiderman o una de Harry Potter, por lo que tuvo que apostar por una historia sólida», explica Gurduff. Sin embargo, a pesar de las limitaciones la película está plagada de efectos especiales tanto que rodarla pudo llegar a resultar algo «bizarro»: «No puedes conectar con nada porque simplemente no hay nada enfrente de ti. Tienes que usar tu imaginación. Tienes que hacer como cuando jugabas de pequeño con la única pega de que eres un adulto y que se trata de un trabajo serio», explica la actriz; «es como tirar una moneda al aire, nunca sabes cuál va a ser el resultado».

En resumen, 92 minutos de entretenimiento en los que no falta el ya clásico cameo de Stan Lee -creador junto a Jack Kirby de la saga-, los dudosos gags de humor y la promesa de más ya que el elenco, según explicó Gruffudd, ha firmado por al menos dos películas más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario