25 febrero 2015

Pilar Rubio es una trepa como Sara Carbonero

Modelos, reporteras, presentadoras… Siempre ha sido habitual buscar nuevos talentos en ámbitos próximos, pero en los últimos tiempos, en la pequeña pantalla, la barrera que los separaba se diluye. Pilar Rubio y Cristina Urgel son dos claros ejemplos: han subido recientemente de escalafón, pasando de reporteras de programas a protagonistas de series de ficción.

Pilar Rubio saltó a la fama como reportera de Sé lo que hicisteis, para después dejar La Sexta y fichar por Telecinco, donde ha presentado Más que baile o la accidentada última edición de Operación Triunfo. Desde hace dos semanas protagoniza la gran apuesta de la cadena de Mediaset: Piratas. En ella interpreta a Carmen Bocanegra, una dura y aguerrida bucanera que lucha por hacerse un hueco en un mundo de hombres.

Rodeada de actores como Óscar Jaenada, Silvia Abascal o Aitor Mazo, Rubio está encantada de participar en esta serie. «Era uno de mis sueños y cuando me lo propusieron fue una gran alegría», afirma la actriz, que no ha querido la ayuda de especialistas en las tomas de mayor riesgo. «Tenemos marcas que demuestran que éramos nosotros. Ha habido muchas horas de entrenamiento, pero ha sido muy divertido», explica a este diario Rubio.

Aunque ha interpretado pequeños papeles en producciones como Isi/Disi: alto voltaje, Carlitos y el campo de los sueños o Tensión sexual no resuelta, con Piratas estrena no sólo su primera serie, sino también su primer papel protagonista. «Me he preparado mucho, pero creo que es una buena forma de empezar», apunta la actriz, que confiesa que el papel está hecho a su medida, literalmente: «Carlos Portela, el creador de la serie, escribió el personaje pensando en mí».

Entonces, ¿toca emprender rumbo a Hollywood? Aún no. «Actuar era una de mis metas, por supuesto, pero el trabajo que realizo como presentadora también me gusta. No tienes por qué quedarte sólo con una cosa. Creo que esta profesión podemos ampliarla a donde queramos, es cuestión de trabajo, de esfuerzo y de ganas».

De la misma opinión es Cristina Urgel que, aunque ahora triunfa como Paty O'Farell, una joven lesbiana, narcotraficante y cocainómana en la serie de Antena 3 La reina del sur, no olvida sus comienzos en televisión. «Mi primera oportunidad fue como presentadora en la MTV. Si no hubiera sido por ellos no estaría donde estoy ahora» confiesa a este periódico la actriz, que al igual que Rubio pasó por la cantera de reporteras de Sé lo que hicisteis, en su caso al tiempo que trabajaba como actriz para televisión y teatro.

«Ha sido todo un poco casualidad. Empecé estudiando teatro y tuve la suerte de que el primer trabajo que me salió fue en televisión, y a raíz de ahí lo he ido compaginando siempre. Siempre digo que soy una actriz que también presenta, pero ante todo soy actriz. La parte de presentadora siempre ha sido un poco más como hobby, pero ha surgido de una manera natural y también me lo he pasado muy bien».

Rubio y Urgel no son las únicas que bailan entre estos dos mundos: Beatriz Montañez, presentadora junto a El Gran Wyoming de El Intermedio, próximamente estrenará 88, segunda película del también actor Jordi Mollà; Rocío Madrid, la niña mimada de Javier Sardá en Crónicas Marcianas, ha participado en varias series desde el final del programa, entre ellas en la temporada pasada en Amar en tiempos revueltos; Angie, ganadora del concurso Factor X, ahora está en la serie adolescente Física o Química; Marta Torné pasó del magazine TNT a El Internado… y así hasta Mar Saura, que tras sus comienzos como modelo y su posterior carrera como presentadora y actriz actualmente interpreta a Alexia, un malvado ser en Ángel o demonio.

Aún así, son muchos los que no ven claro este recorrido de ida y vuelta. «Los propios compañeros me dicen 'no Cris, dedícate más a lo de ser actriz porque si presentas te van a rechazar'. Parece que hay una lucha en este país y que si eres actriz no puedes presentar y viceversa, y yo creo que sí puedes hacer las dos cosas y el público te acepta», reflexiona Urgel.

En todo caso, no son las primeras que aprovechan la oportunidad que la televisión ofrece. Como recuerda Rubio, la misma Penélope Cruz dio sus primeros pasos en la pequeña pantalla: «Si queréis empezamos con ejemplos. ¿Quién presentaba La quinta marcha? -fue Cruz- ¿O quién comenzó en el Un, dos, tres?», concurso en cuya nómina figuran actrices como Victoria Abril, Lydia Bosch o Miriam Díaz Aroca.

Rubio y Urgel están de acuerdo en que en la variedad está el gusto, y en el futuro esperan seguir compaginando la actuación con la presentación. Para Rubio «este trabajo es una evolución constante. Lo importante es haber hecho todo lo que has podido y con un buen resultado». Del público depende juzgar ahora el resultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario