31 marzo 2015

La vida en la mili

Carlos García reconoce que la publicación de La mili tal cual no va a sentar muy bien en algunos círculos militares «porque muchos tendrán que cambiar sus actitudes». Para el director de la ODS y sus colaboradores, lo más difícil ha sido recopilar el material sobre la legislación militar existente. «El Ministerio de Defensa nos han puesto toda clase de pegas» La mili tal cual tiene cuatro partes diferenciadas. Una primera trata del reclutamiento, sus fases y situaciones (prórrogas, exenciones, exclusiones, etc). 

La segunda, las distintas formas de prestación del servicio militar (voluntariado normal y especial, Guardia Civil, Cruz Roja. En tercer lugar, se aborda lo relacionado con la objeción de conciencia, las formas y plazos para objetar, la prestación social sustitutoria y la insumisión. Por último, la parte más novedosa dél libro es una recopilación de la legislación que afecta al recluta, soldado o marinero. La guía incorpora artículos y disposiciones, algunos de difícil acceso.

En general, el soldado tiene derecho al fomento, atención y desarrollo de las actividades culturales, recreativas y deportivas dentro de las posibilidades de cada centro. Se fomentará el hábito de lectura y aptitudes artísticas de los marineros y soldados.

En todo Acuartelamiento o Centro Militar debe existir un Libro de Normas de Régimen Interior o Manual de Organización. Constarán en el mismo todos los servicios, concretando su ubicación, duración, composición y demás especificaciones de los mismos. Los nombramientos para la rea lización de las guardias se harán tomando como base el principio de equidad, estableciéndose normalmente por un turno independiente para cada una de ellas y, a veces, también turnos diferentes para los días laborables y festivos. Entre los soldados y marineros, las guardias de organizarán por riguroso orden alfabético y por remplazo entre todos aquellos que por empleo les corresponda, que pertenezcan a la Unidad o estén agregados a ella y presentes en el momento del nombramiento. 

Se deberá respetar escrupulosamente los turnos de guardias y la duración de las mismas, pudiéndose alterarse sólo en circunstancias excepcionales. En el Ejército del Aire no se podrán realizar dos servicios consecutivos seguidos del mismo tipo, salvo en campaña o casos excepcionales. En ningún caso, cualquiera que sea el Ejército donde esté encuadrado, realizarás más de tres servicios seguidos. Los relevos de los centinelas se realizarán como máximo cada dos horas.

Deberá mantenerse una vigilancia adecuada y permanente de las condiciones higiénicas de los alimentos y bebidas, así como del personal encargado de manipularlos y de los utensilios de , los comedores, cocinas, bares y cantinas. Los puestos que tengan contacto directo con alimentos serán ocupados por manipuladores de alimentos. Deberán poseer carnet de manipulador, y no deberán masticar chicle, comer en su puesto de trabajo, estornudar, toser, fumar o tocarse la nariz, oídos u otras partes del cuerpo (...). Cada día se ha de llevar a cabo el reconocimiento médico de todos aquellos que se declaren enfermos o se incorporen procedentes del hospital o de licencia por enfermedad.

Cuando se requiera la hospitalización psiquiátrica deberá solicitarse la autorización del interesado. En ningún caso la hospitalización por causa pericial podrá ser superior a dos meses. En el acta se hará constar si la lesión o enfermedad incapacita para el trabajo, para poder así tramitar la pensión por incapacidad o inutilidad.

Existe un Real Decreto 1234/90 de 11 de octubre que regula la concesión de pensiones e indemnizaciones del que destacamos: Protege a todos aquellos que sufran accidentes en acto de servicio cumpliendo su servicio militar en cualquiera de sus formas o siendo alumnos de . centros docentes militares de formación. Se entiende como acto de servicio, entre otros, el ocurrido con ocasión o como consecuencia de hechos que, aún siendo distintos del servicio habitual, se realicen en cumplimiento de órdenes recibidas. Si se produce muerte o desaparición del interesado hay derecho a pensión. Si el accidente, después del tratamiento, origina lesiones que supongan reducciones anatómicas o funcionales graves, causan derecho a pensión. Podrá solicitar la correspondiente pensión o indemnización una vez concluido su servicio militar.

Se protege de forma expresa el derecho a la dignidad y los derechos inviolables de la persona. Ningún miembro de los ejércitos podrá ser objeto de maltrato de palabra u obra.

Según la guía práctica de la «mili» que está a punto de publicarse, el soldado de remplazo tiene derecho a no declarar sobre su ideología, religión o creencias.

Se considera que las declaraciones de los militares a los medios de comunicación, legítimas en cuanto manifestaciones de la libertad de expresión, pierden esta licitud cuando se cuestionan las posiciones de los partidos políticos o cuando se cuestiona o niega la honestidad del mando.

El recluta, soldado o marinero tiene derecho a que le traten con corrección durante el servicio o fuera de él. Tiene igualmente derecho a ser llamado de usted. Estos son algunos incumplimientos a dicho deber expresamente recogidos en el ordenamiento jurídico militar: Corregir a un subordinado de forma improcedente o imponerle una sanción desproporcionada. Ofender a un subordinado con hechos o palabras indecorosas o indignas. No devolver el saludo a un inferior. Excederse arbitrariamente en, el ,ejercicio de la autoridad o mando.

Si abusando de sus facultades de mando o de su posición en el servicio causara un perjuicio grave al inferior, le obligara a prestaciones ajenas al interés del servicio o le impidiera arbitrariamente el ejercicio de algún derecho, será castigado con penas de prisión. El militar que se exceda en sus facultades o sirviéndose de su empleo o destino corneta cualquier otro abuso grave será también castigado con penas de prisión.

El soldado debe tener siempre presente que, para ser castigado, las sanciones que le impongan sus superiores deben reunir obligatoriamente una serie de requisitos que, de no ser cumplidos, hacen que esta sanción sea nula y, por tanto, no se puede aplicar en modo alguno. En las faltas leves es absolutamente necesario que se le comunique por escrito. la resolución que le sanciona. Si no hubiera notificación no puede haber sanción. Faltas graves: deberán notificarte el llamado Pliego ,de Cargos, teniendo entonces un plazo de cinco días, contados desde que recibas la notificación, para contestar. Tendrá derecho a un abogado, alegar lo que estimes conveniente, y presentar pruebas. Por último, el director de la Oficina del Defensor del Soldado, Carlos García, hace un llamamiento dentro de esta guía para que antes de poner una denuncia se consulte a la ODS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas