10 agosto 2016

Los humanos son sólo cerebro

Los humanos podremos algún día controlar nuestro entorno con el pensamiento e incluso llegaremos a comunicarnos telepáticamente.De ello está convencido el experto en robótica Kevin Warwick, que ya ha pasado varias veces por el quirófano -y ha hecho pasar a su mujer- para implantarse dispositivos electrónicos que, acoplados a su sistema nervioso, le permitieron manejar las puertas y luces de su laboratorio y enviar algunos sencillos mensajes a su pareja.

¿Qué podrán hacer por nosotros los implantes cibernéticos con los que usted trabaja?
A corto plazo, en los próximos dos o tres años, va a más ser más inmediato para la gente que está paralizada. Podrán controlar electrónicamente cuándo ir al baño. Los implantes serán útiles para ayudarles a dominar su cuerpo hasta cierto punto, pero sobre todo para que puedan manejar su entorno. A largo plazo es más difícil de decir.

¿Los implantes robóticos podrían detener de algún modo la evolución de la especie?
La evolución es en parte adaptarse a una mejor integración con el entorno: cuanto más nos adaptamos, más éxito tenemos.Así que ésta es sólo una forma distinta de cambiar el entorno, lo que cambiará nuestra evolución.

¿Será más cerebral?
Sí, totalmente. Y esto va todavía más lejos; se está poniendo más énfasis en la parte cerebral y mental. ¿Para qué necesitas tu cuerpo? ¿Está tu cuerpo sólo para contener a tu cerebro? Ya no necesitas tu cuerpo, sólo necesitas tu cerebro.

¿Quizá seamos capaces algún día de poner nuestros cuerpos en un recipiente más duradero?
Sí, librarte de tu cuerpo y tener sólo cerebro. Cuando piensas en lo que eres, somos únicamente nuestro cerebro. Así que a lo mejor podríamos tenerlo en un lugar. La película Matrix contempla algunos aspectos de eso.

Usted planea colocarse un implante en su propio cerebro.
Sí, sí. Yo diría que en unos 10 años, porque aún tenemos bastante que aprender. Ahora sería muy peligroso. No creo que en este momento supiésemos exactamente dónde colocarlo. Tendremos que aprender un poco más antes de hacerlo. Pero el potencial para comunicarse mediante el pensamiento está ahí, y yo realmente quiero hacerlo; quiero sentirlo, tener la experiencia.

¿Se lo permitirá su familia?
Sí (se ríe)... Mi mujer me dejará hacerlo. Ya ha dicho que ella no quiere uno, así que no se unirá. Alguien más deberá tenerlo, porque, para comunicarse, alguien tendrá que acompañarme. Pero, por el momento, no parece que vaya a ser mi mujer. Creo que, si algo va mal, ella estará ahí para cuidarme y empujar mi silla de ruedas, pero no creo que se una a mí.

¿Cree que podremos crear algún día una mente artificial?
Creo que aprenderemos más sobre cómo funcionan el cerebro y el sistema nervioso. Creo que podremos acercarnos más a ello.No será un cuerpo físico y metálico, y el cerebro no será igual; aún habría pequeñas diferencias.

¿Seremos capaces de enviar nuestra conciencia vía Internet?
No suelo pensar que algo sea imposible, pero aunque se hiciera, nunca serías tú. Porque un segundo después tus experiencias ya serían diferentes, y un minuto más tarde serían totalmente distintas.Así que la transferencia cerebral va a ser compleja por los cambios debidos a la experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas