17 septiembre 2016

Otra Miss Mundo venezolana y tonta

Una diosa de blanco, vestida por Coco Chanel, sumergió entre la marea roja. Ivián Sarcos sorprendió a Venezuela durante la juramentación más insólita de la Historia de América Latina. Un acto multitudinario del chavismo sin Chávez, pero que sí contó con la presencia de la ex miss mundo venezolana.

«No es una belleza vacía, sino una belleza consciente», clamó la viceministra Andreína Tarazón. Ivián paseó con armonía y glamour en un espacio reservado para los gestos bruscos y las arengas incendiarias. «Aquí estoy para apoyar a Chávez», remachó al acabar el acto.

Sarcos ha asombrado a su país por su implicación política, pese a que ya había demostrado su simpatía por la revolución. Otra sorpresa que añadir a la historia de su vida, que parece sacada de un cuento de hadas, uno de esos guiones que tanto gustan en Hollywood.

Quién le iba a decir a aquella niña larguirucha, recogida en un convento de monjas tras la muerte de sus padres y que coqueteó con la vida religiosa, que llegaría a ser campeona mundial de belleza. Pero antes de la gloria, trabajó de todo: panadera, vendedora callejera y hasta de móviles.

En 2010, tras las primeras sesiones fotográficas, llamó a sus monjitas para disculparse por tales atrevimientos: «Sufrieron un shock cuando vieron mis fotos mostrando mucha piel, pero después me entendieron».

Esta modelo repele el bisturí en una sociedad que adora la silicona y el botox, ya sean opositores o chavistas. «Una miss que no piensa como las demás y no repite la forma de dominación basada en supuesta belleza superficial», repitió durante meses el imperio mediático chavista sin mirarse a sí mismo.

Sarcos conquistó la corona mundial y vivió un año de viajes y encuentros. Uno de ellos, el más polémico, tuvo lugar en enero de 2012 en Miraflores. Chávez la recibió en la puerta principal, con un ramo de orquídeas y dos besos apasionados. El líder bolivariano tenía el rostro tan hinchado que casi no se le veían los ojos, en contraste con la belleza estilizada de su visitante.

«¡Qué bueno conversar con esta llanera hermosa, nuestra flamante Miss Mundo. ¡Bravo, Venezuela! ¡Bravo muchacha patriota!», destacó el dirigente.

Una mujer elegante que recibió la semana pasada una andanada de ataques en las redes sociales. Un opositor rabioso puso en duda su atuendo blanco durante la juramentación, incluso su forma de presentarse ante la reina de España llegado el caso: «Prefiero pasar calor que estar mal vestida y no creo que sepas cómo ir a ver a la Reina Sofía. Yo ya tuve la oportunidad», respondió ella, siempre elegante.

«Aquí estoy para dar todo mi apoyo a Chávez. Y prefiero pasar calor que ir mal vestida»
1989: Nace en Guanare (Venezuela). Huérfana desde los ocho años, crece en un internado de monjas. 2010: Malvive dedicada a numerosos trabajos, hasta que este año la organización de Miss Venezuela se fija en ella. Se convierte en primera dama de honor del certamen nacional. 2011: Conquista el título de Miss Universo en Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas