01 julio 2017

El mejor abogado del mundo

Era un tipo barrigón y decididamente bajito: medía poco más de metro y medio; exactamente, 159,7 centímetros. Pero cuando se vestía la toga se transformaba en un poderoso y temible gigante. George Carman, fallecido el martes víctima de un cáncer de próstata a los 71 años, era uno de los más famosos abogados británicos, parte indisoluble de la historia legal del Reino Unido y de su memoria colectiva.

Hijo de un vendedor de muebles, estudió leyes en Oxford y se especializó en pleitos por calumnia y difamación. Cada vez que alguien publicaba los trapos sucios de un famoso y el aludido se querellaba, ahí estaba Carman. Su lista de clientes incluía nombres como Elton John, Tom Cruise y Nicole Kidman, Mohamed Al Fayed, el periódico sensacionalista The Sun, el diario The Guardian o el ex líder del Partido Demócrata Liberal Jeremy Thorpe.

A pesar de haberse retirado el pasado septiembre debido a su enfermedad, en las últimas semanas se rumoreaba que podría volver para representar a Richard Branson, dueño de Virgin, en su demanda contra Tom Bower, autor de una poco correcta biografía sobre el millonario. De haberse hecho cargo de ese caso, lo normal es que lo hubiese ganado. Así ocurría la inmensa mayoría de las veces. Tantas, que hubo quienes retiraron los cargos contra alguna publicación al saber que el famoso Carman iba a hacerse cargo de la defensa.

Parte de su éxito se sustentaba en su teatral puesta en escena. Era uno de esos abogados de película que clavaba los ojos en los miembros del jurado al pronunciar su siempre melodramático y convincente alegato final. «El secreto es dar con una simple pero memorable frase que el jurado retenga en su mente», afirmaba el letrado hace 15 días en una entrevista a la BBC.

Famosa es la alocución que dirigió al jurado en 1979 en el caso que le hizo célebre: la defensa de Jeremy Trophe, líder del partido Demócrata Liberal, acusado de conspiración para asesinar a Norman Scott, un ex modelo que aseguraba haber mantenido una relación homosexual con el político. «Trophe ha conseguido los votos de millones de británicos, pero se enfrenta ahora a los 12 votos más importantes de su vida: el suyo, el suyo, el suyo...» dijo el abogado mientras señalaba con el índice a todos y cada uno de los miembros del jurado. Trophe fue declarado inocente.

George Carman, abogado británico, nació el 6 de octubre de 1929 en Blackpool y murió el 2 de enero de 2001 en Wimbledon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario