15 marzo 2018

Un virus mundial

La primera aparición del virus de la gripe de la que se tiene referencia tuvo lugar en Asia a mediados del siglo XVI. Posteriormente, el virus fue extendiéndose por Europa, Africa y América hasta llegar a convertirse en una enfermedad de carácter mundial. Las grandes oleadas de esta enfermedad han cosechado innumerables víctimas a lo largo de toda la historia. Una epidemia de gripe fue la responsable de que la población indígena de las Antillas fuera diezmada hasta su práctica desaparición en menos de un cuarto de siglo. La nueva enfermedad llegó al continente americano antes que la viruela, en 1518, en una variedad conocida como «influenza suma» o gripe del cerdo, una afección más grave que la transmitida por los humanos. El origen y la trayectoria seguida por la epidemia han sido estudiados por el investigador español Francisco Guerra. La historia comienza en la isla de La Gomera el 5 de octubre de 1493. Cristóbal Colón, que ha iniciado su segundo viaje a América, hace escala en esta isla del archipiélago canario con el fin de proveerse de agua y víveres.



Compra así ocho cerdas que engrosarán el número de animales domésticos para llevar a las Indias. Una vez acabado el viaje y después de desembarcar, comienza la epidemia. Miles de indios mueren. Según estimaciones del doctor Guerra, llegaron al millón y medio. Colón llegó a enfermar y miles de españoles también la padecieron. La población no tenía ningún tipo de resistencia inmunológica ante un virus totalmente nuevo. El hecho que avala la teoría de que fueron los cerdos los agentes introductores del virus, es la constatación de que en Filipinas, también conquistada por los españoles, no se produjo ningún desastre similar debido a que los indígenas ya conocían este animal. En 1918, la llamada «gripe española» mató en el mundo entre 20 y 30 millones de personas y es considerada como la mayor catástrofe del siglo. En 1957 la epidemia se caracterizó por el virus asiático, de alta mortalidad y que es uno de los más comunes. Finalmente, en 1968, hubo otro foco importante por el elevado número de víctimas que causó. No se han registrado apenas variaciones en el virus después de las grandes epidemias. En enero de 1976, en un campamento militar del estado norteamericano de Fort Dix, en Nueva Jersey, se dieron doce casos de una nueva gripe, de origen porcino y que ocasionó un muerto. - La alarma cundió cuando se supo que era la misma gripe que la del 18, frente a la que la mayoría de al población no tiene hoy defensas. Sin embargo, el foco no se volvió a repetir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...