04 junio 2012

Fabricando ingenieros

«¡Ha sido bangalorizado!» El presidente de EEUU, Barack Obama, cita esta frase cada vez que oye que un estadounidense ha perdido su empleo, lo que significa que su trabajo ha sido trasladado a una empresa con sede en Bangalore. India ha superado a muchos países desarrollados y en vías de desarrollo en el número de licenciados en carreras de ingeniería y ciencia. Cerca de 700.000 estudiantes de carreras técnicas se licencian cada año, mucho más que en China, Japón, Europa y EEUU. 

Con independencia del sector, las empresas de todo el mundo buscan científicos e ingenieros indios. La ciencia y la tecnología han tenido una gran importancia en la India desde principios del siglo XIX, cuando fue impuesta por los británicos. En el Primer Plan Quinquenal (1951-1956), nuestro país hizo mucho hincapié en crear una gran base de mano de obra con inclinaciones científicas. Por ello, asignaturas como la Aritmética, el Derecho, la Metafísica o la Medicina se incorporaron a los planes de estudios. 

El lenguaje de la educación en India es también un factor clave. El inglés ha seguido siendo el idioma principal del sistema educativo desde la época colonial. Además, India alberga algunas de las más prestigiosas instituciones internacionales establecidas después de la independencia, como el Instituto Indio de Tecnología (IIT), el Instituto Indio de Ciencia (IIS) o el Instituto Birla de Ciencia y Tecnología (BITS). 

En la época de globalización y privatización en la que estamos inmersos, India también está haciendo progresos significativos en la introducción de reformas en su sistema educativo. Se están promoviendo los métodos más innovadores de aprendizaje, logrando un conocimiento práctico, y se está fomentando la creatividad en todas las etapas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario