19 noviembre 2012

Manifestación en Karachi

Paquistaníes en éxtasis danzan en las calles desde el jueves, día en que la primera ministra, Benazir Bhutto se convirtió en la primera jefa de Gobierno del mundo que da a luz en pleno ejercicio del poder.«Es un día de celebraciones», dice Munawar Suhrawardy, escolta personal de Benazir, mientras reparte dulces -gesto tradicional de las celebraciones. Horas antes, Benazir había traído al mundo a una niña con ayuda de una cesárea.

«El bebé y su madre se encuentran perfectamente bien», declaró un portavoz del Lady Dufferin Women's de Karachi. El bebé, que aún no ha recibido nombre, pesó 3,4 kilogramos, según el portavoz hospitalario. El primer hijo de Benazir, Bilawal, también nació con cesárea. Cuando la buena nueva se extendió por la ciudad más vasta de Pakistán, partidarios y simpatizantes de Bhutto salieron a la calle con flautas, cometas y tambores para bailar en son de fiesta. A lo largo del día, fueron llegando a la habitación del hospital innúmeros ramos de flores.

Una impresionante escolta policial guardaba el lugar donde la primera ministra, de 36 años de edad, acababa de dar a luz. El marido de Bhutto, Asif Zardari, desapareció inmediatamente para evitar el acoso de la prensa, aunque un portavoz de la mansión familiar de los Bhutto en Clifton, la zona más exclusiva de Karachi, dijo: «Estamos recibiendo cientos de llamadas de felicitación». La fecha de nacimiento del segundo retoño de Benazir Bhutto fue uno de los secretos mejor guardados en Pakistán; incluso los más cercanos consejeros de la primera ministra afirmaron repetidas veces que no sabían cuándo tendría lugar el parto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario