21 abril 2014

Melendi dice que no le debe nada a ``La Voz´´

Un local de ensayo donde quince septuagenarios han pasado semanas afinando, preparándose para ser la nueva Generación rock. Rosa y Bernabé –juntos suman 149 años– cogen los micrófonos y se arrancan a cantar Agradecido, de Rosendo. Melendi, a un lado, los sigue con la mirada, sonriente y orgulloso.

Con esta aventura musical en torno a la tercera edad, el asturiano regresa a la televisión un año después de triunfar masivamente con La voz, espacio del que se desvinculó para centrarse en su familia y en la música.

"Prometí que sólo haría conciertos, porque la anterior temporada fue muy dura". La pregunta, por tanto, era inevitable: ¿Qué tiene Generación rock que le ha llevado a romper su promesa?

"Cuando le enseñé el proyecto a mi familia, me dijeron que tenía que hacerlo. Y TVE se ha volcado conmigo, adaptándose a mis horarios", explicó el asturiano. 

En efecto, la incompatibilidad de horarios fue uno de los motivos esgrimidos para su salida de La voz. "El programa depende de mucha gente y no pueden esperarme".

Melendi negó cualquier tensión con su antiguo programa, e incluso habló del equipo con cariño. "Creo que Antonio Orozco está fantastico. Y han renovado el escenario y mejorado el sonido".

"Tengo mucho que agradecer a La Voz, pero no les debo nada, ni ellos me deben nada a mí", añadió.

Sobre Generación rock y sus miembros, Melendi no escatimó en elogios, manifiestamente orgulloso de haber participado en un programa tan "de verdad". 

"Soy afortunado porque ahora, después de muchos años, puedo elegir lo que quiero hacer. Y esto es lo que he elegido", aseveró.

Por esa convicción en el proyecto, el asturiano ha intentado dedicar al programa todo el tiempo posible. "Al final, era como una terapia. Irradian una paz de la que nos hemos beneficiado todo el equipo y si ellos han aprendido, nosotros hemos aprendido más", afirmó.

Su nuevo programa comparte la cuestión musical con el anterior, pero ahí acaban las similitudes. En primer lugar, por la edad de los participantes, que en Generación rock sobrepasa los 70. 

Precisamente, la trivialidad de la edad es uno de los aspectos en los que se centra el programa, que pretende ser un reflejo de la sociedad en la que vivimos y de sus cambios. 

"No es que todos los mayores de 70 se hayan convertido al rock, pero ya no son esos ancianos de antes", señaló Montse Abbad, directora de contenidos de TVE. "Esta es la cosa más reivindicativa que he hecho", confesó Melendi.


Precisamente, la edad de los participantes de Generación rock contrasta con las apuestas de RTVE por rejuvenecer a sus espectadores. Más que con Águila roja o Isabel, este nuevo producto parece estar en línea con las recientes Entre todos o Uno de los nuestros. Entonces, ¿vuelve TVE a dirigirse a su nicho de mercado original, los espectadores mayores de 50 años? La respuesta desde la cadena es tajante. 

"Que los participantes sean mayores no significa que el público objetivo sea mayor. Es lógico pensar que tiene a un público más adulto, pero creo que hay pocos programas más abiertos que este", afirmó Alejandro Flórez, director adjunto de TVE.

La otra diferencia con La voz es el afán competitivo. En Generación rock, al contrario que en La voz no hay ganadores. No es un reality, ni un concurso, algo que valoró especialmente el asturiano. "No hay rivalidad. Ellos aceptan tus consejos y tú aceptas los suyos", señaló.

Aunque la media de edad supera los 70 años, los participantes destacan por tener un espíritu joven y mucho sentido del humor, algo que permite empatizar con ellos. Durante el programa, demostrarán que son capaces de reírse de sí mismos y de plantar cara a los años con una sonrisa. 

"Tienen tanto humor que hay muchas anécdotas –recordaba Melendi–. Por ejemplo, el enfado de dos de los participantes cuando se enteraron de que el patrocinador era Corega. ¡Querían que fuera Viagra!".

En las ocho semanas que Generación rock estará en televisión, los mayores tendrán tiempo de grabar un videoclip, de visitar Londres para conocer mejor el género al que se enfrentan y de prepararse para el gran reto: un concierto delante de más de 1.000 personas. 

Además, el programa se introducirá en la familia de los participantes, que compartirá con ellos sus experiencias, sus nervios y su aprendizaje.

En cualquier caso, no es la primera vez que los mayores invaden la tele a ritmo de rock. El formato que ahora estrena TVE es una idea de la productora El Terrat, que ya la emitió en TV3.

Para repetir el éxito de la televisión catalana, la cadena pública ha protegido la emisión programándola los martes a las 22.30 horas, después de la Champions, alejada de las agresivas parrillas del lunes y el jueves.

Aunque aún es pronto, TVE confía en repetir la experiencia y contar de nuevo con Melendi. "Es el contrapunto perfecto para un programa como este", reconoció Flórez.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario