16 septiembre 2012

Deportistas cubanos que triunfan en eeuu

Cada día son más los jugadores de origen hispano que triunfan en el beisbol profesional norteamericano. Los Athletics de Oakland cuentan quizá con el mejor de todos, el jardinero derecho José Canseco. El jugador, de origen cubano, nació en el estado de Florida hace 25 años, ha demostrado a todos que en su demarcación es un fuera de serie.

La pasada temporada, por primera vez en la historia del béisbol profesional superó la barrera de los 48 «honre runs» (batazos imparables) y de las 40 bases robadas. Su aportación al equipo de Oakland fue decisiva para que pudiesen estar en la Serie Mundial, que disputaron -y perdieron- frente a los Dodgers de Los Angeles. Canseco fue uno de los pocos que se salvaron del fracaso. 

Como era de esperar, Canseco fue elegido mejor jugador (MVP) de la temporada; y nadie objetó esa selección. La única incógnita restante era si iba a ser capaz de mantener el mismo nivel de rendimiento. Esa incógnita de ha resuelto de manera negativa para el jugador. En la fase previa solamente ha podido jugar 65 partidos, con 269 de promedio de bateo y solo 17 «honre runs».

Ha tenido problemas físicos y . alguno extradeportivo, pero, a pesar de todo, sigue siendo uno de los mejores. La Russa, su manager y un defensor de los hispanos, protegió a Canseco cuando éste fue detenido por la policía, por tenencia ilícita de armas. «José es muy joven y tiene una forma especial de ver la vida, por lo que es necesario ayudarle a que entienda algunos aspectos de ella». 

Canseco gana más de 2 millones de dólares (unos 240 millones de pesetas) por temporada y ahora va a tener la oportunidad de recuperar todo el terreno perdido. «Estoy convencido de que ganaremos y, personalmente, tengo la confianza de rendir al máximo». Sus palabras, probablemente, no serán creidas por algunos compañeros, que opinan que José «es incorregible y no hace caso a nadie». Pero su personalidad y fuerza con el bate le han colocado en la cúspide de la fama, y en San Francisco le temen como al que más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas