10 agosto 2016

Los humanos son sólo cerebro

Los humanos podremos algún día controlar nuestro entorno con el pensamiento e incluso llegaremos a comunicarnos telepáticamente.De ello está convencido el experto en robótica Kevin Warwick, que ya ha pasado varias veces por el quirófano -y ha hecho pasar a su mujer- para implantarse dispositivos electrónicos que, acoplados a su sistema nervioso, le permitieron manejar las puertas y luces de su laboratorio y enviar algunos sencillos mensajes a su pareja.

¿Qué podrán hacer por nosotros los implantes cibernéticos con los que usted trabaja?
A corto plazo, en los próximos dos o tres años, va a más ser más inmediato para la gente que está paralizada. Podrán controlar electrónicamente cuándo ir al baño. Los implantes serán útiles para ayudarles a dominar su cuerpo hasta cierto punto, pero sobre todo para que puedan manejar su entorno. A largo plazo es más difícil de decir.

¿Los implantes robóticos podrían detener de algún modo la evolución de la especie?
La evolución es en parte adaptarse a una mejor integración con el entorno: cuanto más nos adaptamos, más éxito tenemos.Así que ésta es sólo una forma distinta de cambiar el entorno, lo que cambiará nuestra evolución.

¿Será más cerebral?
Sí, totalmente. Y esto va todavía más lejos; se está poniendo más énfasis en la parte cerebral y mental. ¿Para qué necesitas tu cuerpo? ¿Está tu cuerpo sólo para contener a tu cerebro? Ya no necesitas tu cuerpo, sólo necesitas tu cerebro.

¿Quizá seamos capaces algún día de poner nuestros cuerpos en un recipiente más duradero?
Sí, librarte de tu cuerpo y tener sólo cerebro. Cuando piensas en lo que eres, somos únicamente nuestro cerebro. Así que a lo mejor podríamos tenerlo en un lugar. La película Matrix contempla algunos aspectos de eso.

Usted planea colocarse un implante en su propio cerebro.
Sí, sí. Yo diría que en unos 10 años, porque aún tenemos bastante que aprender. Ahora sería muy peligroso. No creo que en este momento supiésemos exactamente dónde colocarlo. Tendremos que aprender un poco más antes de hacerlo. Pero el potencial para comunicarse mediante el pensamiento está ahí, y yo realmente quiero hacerlo; quiero sentirlo, tener la experiencia.

¿Se lo permitirá su familia?
Sí (se ríe)... Mi mujer me dejará hacerlo. Ya ha dicho que ella no quiere uno, así que no se unirá. Alguien más deberá tenerlo, porque, para comunicarse, alguien tendrá que acompañarme. Pero, por el momento, no parece que vaya a ser mi mujer. Creo que, si algo va mal, ella estará ahí para cuidarme y empujar mi silla de ruedas, pero no creo que se una a mí.

¿Cree que podremos crear algún día una mente artificial?
Creo que aprenderemos más sobre cómo funcionan el cerebro y el sistema nervioso. Creo que podremos acercarnos más a ello.No será un cuerpo físico y metálico, y el cerebro no será igual; aún habría pequeñas diferencias.

¿Seremos capaces de enviar nuestra conciencia vía Internet?
No suelo pensar que algo sea imposible, pero aunque se hiciera, nunca serías tú. Porque un segundo después tus experiencias ya serían diferentes, y un minuto más tarde serían totalmente distintas.Así que la transferencia cerebral va a ser compleja por los cambios debidos a la experiencia.

08 agosto 2016

Reconstrucción de un pene

Oscar y Philippe evolucionan bien tras someterse a una maratoniana operación durante la que se les reconstruyó el pene aprovechando la piel, los huesos, las venas y las arterias de sus respectivos antebrazos. Los dos niños, de sólo 5 y 11 años, fueron atacados y sufrieron la amputación de sus miembros que fueron posteriormente vendidos. En Kenia, país de donde proceden Oscar y Philippe, se tiene la creencia de que se puede curar el sida mediante un brebaje hecho con penes de personas vírgenes.Los dos niños fueron las víctimas escogidas.

En un continente donde el sida es uno de los principales factores de su elevada mortalidad, los penes son una apreciada, aunque falsa, medicina. Para remediar esta brutal amputación, el reputado doctor Pedro Cavadas, después de realizar una misión humanitaria en Kenia, se trajo consigo a Valencia a los pequeños. Aquí los sometió a una delicada operación quirúrgica.

Luego, prosigue el doctor, «mediante un difícil proceso de microcirugía se conectan los vasos sanguíneos a la región del pubis». Por último, para que los niños puedan orinar, aclara el cirujano, es necesario conectar el nuevo pene a la uretra.

Pedro Cavadas explica que esta operación tiene muchas similitudes con la del cambio de sexo aunque ésta se practica de manera más habitual. Pese a todo, el doctor confía que en 6 ó 7 meses, cuando los niños recuperen la sensibilidad, puedan llevar a una vida normal.

El doctor Pedro Cavadas se dedica a la reconstrucción micro quirúrgica desde 1994. A través de la fundación que él dirige organizó a finales del año pasado una misión quirúrgica humanitaria en la población de Nakuru, Kenya. Esta población es la capital de la provincia del Rift Valley, que abarca aproximadamente medio millón de personas. El objetivo del viaje era dar cobertura quirúrgica gratuita a pacientes económicamente desfavorecidos. En total se realizaron 53 intervenciones quirúrgicas mayores, siendo las más frecuentes las secuelas de quemaduras y traumatismos.

La gran operación que hizo famoso al doctor Cavadas fue la implantación de un brazo a un camionero después de que éste estuviera unido a su pierna durante nueve días. Ismael Sarrió es un camionero que perdió un brazo en un accidente laboral.La extremidad fue a parar a una acequia. Cuando se recuperó, el doctor trató de implantárselo en el brazo pero fue rechazado.

El brazo estaba infectado y para que no se gangrenara, Cavadas lo injertó en la pierna del paciente. Regado por la sangre de la aorta la extremidad recibía el flujo de sangre necesario para no echarse a perder. Nueve días después, ya sin la infección provocada por haber ido a parar a una acequia, el brazo fue reimplantado con éxito. El doctor Cavadas tuvo que unir los tendones y los nervios que estaban prácticamente deteriorados.

Por operaciones como ésta o cómo las más recientes de Oscar y Philippe algunos médicos ya lo conocen como el Frankenstein valenciano.

06 agosto 2016

Implantes de chips en el cerebro

La empresa estadounidense Cyberkinetics ha logrado la autorización de las autoridades sanitarias de este país para iniciar, con cinco parapléjicos, ensayos clínicos de su sistema BrainGate, un diminuto chip que se implanta en el cerebro y puede permitir utilizar un ordenador sólo con el pensamiento.

El BrainGate, según un comunicado de la compañía, abrirá a los paralíticos todas las posibilidades que hoy ofrece la robótica, desde el control de los aparatos de su entorno hasta la posibilidad de mover sus extremidades. «Su desarrollo es la culminación de 10 años de investigación en la Universidad de Brown y no sólo hemos demostrado la seguridad en los implantes en monos de los dos últimos años, sino que se pueden desimplantar», ha comentado el doctor John Donoghue.

Se trata de un microchip, no mayor que una aspirina, que contiene 100 electrodos, tan finos como pelos, capaces de detectar la actividad eléctrica de las células cerebrales y que se coloca a un centímetro de profundidad, en el área que controla los movimientos.Un cable conecta este sensor con un computador externo que, a su vez, utiliza un programa de descodificación.

Algunos han comparado el resultado con personajes de la película Matrix. Eso sí, en la vida real es mucho más complicado averiguar que señales eléctricas neuronales indican la intención de realizar un determinado movimiento, dentro del mare mágnum de actividad del cerebro. Los científicos aseguran que, en cierto modo, lo que hace el chip es leer la mente.

En Estados Unidos, científicos como Dawn M. Taylor, de la Universidad Case Western Reserve, ya han augurado que «un desastre de Cyberkinetics en un estadio tan temprano de las investigaciones en este campo podría dar al traste con sus posibilidades de futuro». Otros creen que era el momento de probar estas tecnologías en humanos para seguir avanzando.

Para el español José Carmena, del Centro de Neuroingeniería de la Universidad de Duke, «se trata de un anuncio comercial porque en Cyberkinetics tienen prisa en ganar dinero». No en vano han invertido nueve millones de dólares en el proyecto. Es más, en su opinión, los beneficios para los enfermos no son mayores que los que ofrecen otros sistemas en los que los electrodos no se implantan, sino que se enganchan al cuero cabelludo y son menos invasivos, como el que desarrolla otro español, José Millán del Rocío.

También Jordi Aguiló, investigador del Centro Nacional de Microelectrónica del CSIC, considera «muy arriesgados» estos microchips. «Lo que intentan es leer señales cerebrales que son muy débiles y están muy enmarañadas y por ello usan un cable; pero ello supone dejar en la cabeza una vía abierta que puede ser un foco de infecciones en un sitio muy delicado. Eso sí, sin riesgo la ciencia no hubiera avanzado», reconoce.

04 agosto 2016

Niñas esterilizadas por quedarse embarazadas

Los médicos están esterilizando temporalmente a niñas de edades en torno a 14 años y sin el consentimiento de sus padres, en un intento de reducir en Gran Bretaña la tasa de embarazos de adolescentes, la más alta de Europa occidental. Las cifras del Gobierno demuestran que a unas 400 jóvenes menores de 16 años se les han hecho determinados implantes que las dejan infértiles durante un periodo de tres años.

Dichos implantes, unas pequeñas varillas de unos cuatro centímetros de longitud, los insertan los médicos, con anestesia local, en los brazos de las jóvenes. A partir de ese momento, comienzan a segregar hormonas que detienen e impiden la producción de óvulos en las adolescentes.
Los médicos que realizan estos implantes aseguran que éste es el método más efectivo para prevenir los embarazos. El sistema se ha hecho muy popular entre las chicas que no desean que sus padres se enteren de que han mantenido relaciones sexuales.
Las estadísticas, reveladas en una respuesta parlamentaria, demuestran que, en el pasado año, más de 2.500 chicas de 15 años de edad o menores se habían hecho inyectar contraceptivos que las hacían infértiles durante un periodo de tres meses.

Sin embargo, esta revelación ha provocado toda una serie de críticas.Críticas que afirman que el Gobierno está adoptando medidas tan poco éticas como drásticas en orden a cumplir con sus objetivos en el ámbito de la reducción de la tasa de embarazos de adolescentes.Dicha tasa está actualmente cayendo hasta casi alcanzar, incluso, valores muy próximos a las previsiones hechas para el año 2010 sobre el número de embarazos de jóvenes de 18 años y menores.

Pero existen, asimismo, serias preocupaciones de carácter médico sobre el hecho de someter a chicas jóvenes a dosis tan invasivas de progestógeno, una hormona sintética, a edades en que sus organismos están aún sometidos a cambios hormonales.

El doctor Trevor Stammers, perteneciente a la organización Family Education Trust, ha declarado a este respecto: «No creo que un médico que haga semejante cosa a adolescentes de menos de 16 años y sin contar con el conocimiento de sus padres esté actuando éticamente».

Algunos médicos, sin embargo, se muestran a favor de este tipo de implantes o de inyecciones por cuanto, según dicen ellos, muchos de estos embarazos se deben a que las adolescentes olvidan, con frecuencia, tomar su pastilla anticonceptiva.

Bajo la normativa establecida en 1985, tras el caso de Victoria Gillick, los médicos no están obligados a comunicar a los padres de una adolescente que le han facilitado contraceptivos. Las normas, tanto del Gobierno como del General Medical Council (GMC) (Consejo Médico General), el organismo regulador de la práctica médica en el Reino Unido, indican que los médicos de familia deben, tan sólo, asegurarse de que la «adolescente tenga capacidad para tomar una decisión» sobre el tratamiento que está a punto de seguir. Sin embargo, esa misma normativa aconseja que se anime siempre a las adolescentes a informar a sus progenitores de su situación.

El doctor Martyn Walling, un médico de Linconshire especializado en medicina general que dirige una clínica dedicada a la planificación familiar para adolescentes, aseguraba que el Implanon, el mencionado implante contraceptivo, era el método más fiable para evitar embarazos. «Con la píldora, las chicas tenían que recordar que había que tomársela. En cambio, con el implante, tendríamos que quitárselo para que se pudieran quedar embarazadas», afirma el doctor Walling.
La idea de facilitar implantes o inyecciones a las adolescentes fue puesta en marcha hace tres años en virtud de un documento estratégico del Gobierno. Estas medidas fueron acogidas con un enorme escándalo por gran parte de la profesión médica.

Tim Loughton, el ministro para Asuntos de la Infancia del Gobierno en la sombra, aseguró estar muy preocupado porque esta situación pudiera propiciar una gran promiscuidad que se reflejara en un aumento de las enfermedades de transmisión sexual en los jóvenes.

02 agosto 2016

Como hacerse una operación de estómago

La Comunidad Valenciana se ha convertido en la primera región española en implantes de dispositivos para reducir el tamaño del estómago. Durante el pasado año en los hospitales valencianos se colocaron el 95% de todas las bandas gástricas implantadas en España, según datos facilitados ayer por la compañía que fabrica y distribuye estos mecanismos. 

Además, en la Comunidad también se colocó en 2016 el 20% de los balones intragástricos de toda España. Fuentes de la empresa Inamed aseguraron que estos sistemas son «las alternativas más eficaces en la lucha contra la obesidad».

Por su parte, el director de la Unidad de Obesidad de la Clínica de Consuelo de Valencia, el doctor Vicente Dolz, destaca entre las ventajas que presentan estos dispositivos frente a otras técnicas que supone la opción quirúrgica «más segura y menos invasiva». Además, la colocación de estos sistemas provoca deficiencias nutricionales «más bajas» y reduce el dolor del paciente. Este especialista también destaca entre sus ventajas que requiere menos hospitalización y permite al mismo tiempo una recuperación «más rápida». Por otro lado, al ser el único procedimiento bariátrico ajustable posibilita el tratamiento individualizado del paciente.

El doctor Vicente Dolz es el profesional español en activo que ha llevado a cabo el mayor número de intervenciones para implantar este tipo de dispositivos, con la colocación de 42 bandas y 70 balones en 2016. Este facultativo, que ofrecerá el miércoles una rueda de prensa para explicar las ventajas de estos sistemas, es un experto en cirugía general, de aparato digestivo y laparoscopia.Dolz tiene una experiencia de más de diez años en el campo de la cirugía laparoscópica e implanta bandas gástricas ajustables y balones intragástricos desde hace siete años.

La banda gástrica es un tipo de cirugía bariátrica reversible que, a diferencia del bypass, «no supone cortar, grabar o reconducir la anatomía del estómago, sino que consiste en la implantación de una banda gástrica mediante la técnica de laparoscopia», asegura. Esta banda o anillo se coloca al principio del estómago creando un pequeño depósito que actúa como «estómago verdadero».La banda está conectada a un pequeño reservorio situado por debajo de la piel que permite estrechar el estómago abriéndolo o cerrándolo para desbloquear el paso de alimentos.

Este tipo de operaciones ha alcanzado una notable notoriedad pública tras fallecer en España una decena de pacientes. El caso más llamativo fue el de un joven de Alicante que murió días después de someterse a una gastroplastia.

31 julio 2016

Como conseguir ser más joven sin recurrir al bisturí

Cortar y coser pertenece al pasado, porque ya no hace falta pasar por el quirófano para quitarnos unos años de encima. Y es que los avances de la ciencia son especialmente visibles en la medicina estética, con técnicas de vanguardia que logran eliminar arrugas, tensar e iluminar la piel en una sola sesión y prolongar así la juventud de cualquier rostro.

Pero es importante reconocer las secuencias del envejecimiento para poder seleccionar el protocolo de técnicas diseñadas para atajar el proceso.
Las edades de la piel. Entre los 15 y 25 años empiezan a esbozarse líneas incipientes en las capas dérmicas más profundas, aunque las arrugas no son aún visibles.
Entre 25 y 30 años la fina textura de la dermis comienza un leve pero progresivo deterioro, mientras que las líneas primarias abren paso a las futuras arrugas.
Entre 30 y 40 años se inicia el envejecimiento real. La piel pierde tersura y se dibujan ya las primeras arrugas faciales.Es la edad en la que se deben iniciar los tratamientos antiarrugas.
Entre 40 y 50 años la pérdida de firmeza y elasticidad favorece la proliferación de surcos (arrugas profundas) y los tejidos se aflojan.

Entre 50 y 60 años se producen desórdenes hormonales que afectan a la piel y hacen que las células se regeneren muy lentamente, con lo que la relajación muscular se acentúa. A partir de los 60, la pérdida de tensión es total y los pliegues y arrugas se multiplican por todo el rostro.
Tras muchos años de investigación, conseguir una belleza casi intemporal es posible, porque aunque es inevitable la formación de arrugas, sí se puede retrasar su aparición adoptando medidas preventivas desde edades tempranas.

La piel se regenera con mucha rapidez y el riesgo de asfixia es elevado por culpa de la acumulación de células muertas en la superficie. Un aspecto gris y macilento y la hipersecreción sebácea hace esencial la utilización de tratamientos que aporten equilibrio e hidratación de forma que se cierren los poros y se eviten los puntos negros.

Cellustar. Con este nuevo aparato de múltiples aplicaciones en el campo de la estética médica se puede introducir productos o fármacos a través de la piel sin necesidad de pinchar gracias a una de sus acciones: la electroporación o electroósmosis. A través de unas corrientes eléctricas la penetración de sustancias en la piel se realiza en unos cuatro o cinco minutos, sin modificación alguna de sus moléculas y propiedades. Con estas corrientes se alteran temporalmente las propiedades físicas de la capa córnea que normalmente impiden el paso de fármacos a través de la piel.Así se consigue que el ácido hialurónico de gran densidad, como el que se usa para los implantes faciales o rellenos, penetre a través de la piel con la sonda, pasándola por encima de cada arruga. 

El resultado es la desaparición inmediata de las arrugas finas y una mejora de las más profundas, además de una gran hidratación de toda la zona debido a la capacidad de este ácido para atraer agua y retenerla. Los resultados permanecen durante varios meses.Este tratamiento permite rellenar arrugas pequeñas sin necesidad de pinchar y sustituir a la mesoterapia, que hasta ahora se venía realizando de forma mucho más dolorosa con resultados totalmente equiparables.

'Peeling' superficial. En este tratamiento químico se aplican varias sustancias: ácidos salicílico, acelaico, cógico, peróxido de benzollo... La intensidad del peeling depende de la profundidad de las lesiones. A estas edades se aplica para atacar el acné en fase activa, eliminar las arruguitas finas y corregir las hipercromías (manchas). Sólo deja un enrojecimiento ligero que desaparece en unas horas. Puede aplicarse en varias sesiones con intervalos de 15 días.

Arrugas de expresión más profundas, primeras manchas pigmentarias en cara y escote, falta de luminosidad y tersura en el rostro...son los problemas que surgen en la treintena. Pero hay soluciones para todo.
Mesolift. Mediante esta técnica se combaten desde las arrugas a la falta de tono y luminosidad en la piel. Se basa en microinyecciones indoloras subcutáneas de sustancias naturales, como oligoelementos, minerales y vitaminas activadores todos ellos de las fibras de colágeno y elastina naturales que inician hacia los 25 años su proceso de ralentización paulatino.

Filling. Las arrugas más profundas, las depresiones y los surcos (como el nasogeniano) pueden ser eliminadas por completo o muy mejoradas mediante la técnica denominada Filling (relleno). Se realiza inyectando o implantando en la dermis determinadas sustancias.Éstas deben colocarse justo debajo de la dermis para elevar la depresión que es la arruga y borrarla. En esta técnica se utilizan diferentes sustancias para ser inyectadas:
Grasa (Lipofilling): generalmente se obtiene por miniliposucción del abdomen. Tiene como ventaja que, al ser material de la propia paciente, no causa reacción alérgica y no se rechaza. Sin embargo, el efecto que se consigue no es permanente. La grasa se reabsorbe y desaparece a los 3-6 meses de la inyección. A veces, si se hacen varios tratamientos, a la larga se consigue borrar la arruga pero este efecto es más bien por la cicatriz que se forma tras los traumatismos repetidos de la inyección.

Colágeno: se inyecta en la dermis para conseguir rellenar la depresión. El colágeno que está disponible es de origen bovino, por lo que hay un riesgo de reacción alérgica. Como la grasa, su efecto es temporal y se reabsorbe entre los 3 y 6 meses. Dermalogen: es colágeno de origen humano y parece que sus efectos perduran más tiempo.

El ácido hialurónico es un producto relativamente nuevo que no está provocando reacciones alérgicas. Sin embargo, no se mantiene más de un año.
Artecoll es un compuesto formado por microesferas de metilmetacrilato con colágeno. Su efecto es más definitivo ya que el organismo envuelve a estas microesferas con tejido conectivo y cicatriz, con lo que el efecto permanece aunque el colágeno del producto se reabsorba. Es actualmente uno de los productos más útiles para relleno de arrugas, surco nasogeniano y labios.
Goretex. Este material (politetrafluoretileno expandido, muy inerte, esto es, que se tolera muy bien por el organismo) tiene muchas utilidades, especialmente en el campo quirúrgico. En estética es especialmente útil para rellenar el surco nasogeniano y las arrugas del entrecejo. El efecto es permanente. Al principio puede dar la sensación de cuerpo extraño pero esto desaparece al poco tiempo. Puede usarse en forma de hilos o de tubo de pequeño diámetro (Softform).

Labios. Es una zona que puede haber perdido grosor y turgencia o se evidencia en ella falta de simetría. Con un procedimiento sencillo que necesita poco tiempo se hacen infiltraciones para darles la forma y el grosor adecuados. Se pueden usar diversas sustancias, actualmente se aplica el material comercializado como Evolution o Dermalive, productos que combinan el ácido hialurónico con partículas de hidrogel acrílico.

Es la edad en la que se inicia la premenopausia. La piel comienza a perder su turgencia y aparecen los signos de cansancio. Con el descenso de la producción de estrógenos la piel tiende a una mayor deshidratación, con la consiguiente aparición de arrugas de difícil solución. La ralentización de la actividad fibroblástica provoca carencias de proteínas dérmicas y el aumento progresivo de la flacidez.

Tratamiento Return. La aplicación de aparatología de última generación, que utiliza desde corrientes alternas a rayos infrarrojos, permite que los ingredientes, cuyos principios activos, como el guaraná (revitalizante) o el extracto vegetal de soja, que se usan para combatir la falta de estrógenos a causa de la menopausia, optimicen su penetración al mismo tiempo que potencia sus efectos. Para obtener un relajamiento de la musculatura facial y regenerar la piel se aplica argireline, un péptido que elimina las líneas del entrecejo, párpados y rictus, que están tan íntimamente ligadas a los tejidos musculares de sostén. Otros activos como el chitosan y algunos aceites esenciales hacen que la piel tenga un aspecto vivo y luminoso de forma inmediata.

Láser antiarrugas. El resurfacing con láser sirve como rejuvenecedor inmediato de la piel. La tecnología ha hecho que el haz de luz se emita en un tiempo muy corto y con determinada energía, de manera que vaporice el tejido sin quemar en profundidad. El láser destruye las capas más superficiales de la epidermis y dermis, de manera que se estimula la regeneración de la piel y del colágeno.Se forma una piel nueva, lisa y uniforme, en la que también han desparecido las manchas que ha originado tanto el sol como el paso del tiempo. Además, provoca una retracción de la piel de forma que consigue reafirmarla y resulta especialmente útil en las patas de gallo y en las arrugas que se forman en el labio superior. La principal desventaja del láser es que requiere unos cuidados determinados de la piel tanto antes como después de la intervención. Las curas iniciales son molestas y dado que la piel que se genera es nueva, necesita hidratación, protección frente a las infecciones (especialmente herpes) y protección solar alta. Dependiendo del tipo de piel el enrojecimiento puede durar hasta tres meses.

Láser antiflacidez. La aplicación de radiofrecuencia por el láser ThermaCool genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento molecular que genera calor.Éste calienta la dermis, que es la capa más profunda de la piel, mientras que un sofisticado sistema de control enfría la epidermis, antes, durante y después de cada emisión para que la contracción de la piel (efecto lifting) redefina el óvalo de la cara, levante los pómulos, las cejas y la base del cuello.

Vistabel. Inyectar un fragmento activo de la toxina botulínica o bótox (Vistabel es la marca con que se comercializa en España) provoca una parálisis del músculo al impedir que funcione la transmisión de impulsos del nervio al músculo. Se aplica sólo en zonas con arrugas activas: patas de gallo, bandas del cuello, arrugas del entrecejo y arrugas frontales. No necesita anestesia y el resultado consiste en que desaparecen las arrugas al no funcionar los músculos. El efecto suele permanecer unos seis meses. Está técnica, combinada con Mesolift, es perfecta para quitar arrugas y reafirmar tejidos de rostro, cuello y escote.

11 junio 2016

Bertín Osborne no vocaliza

No todo el mundo vale para aplaudir durante ocho horas seguidas. Y si no, que se lo pregunten a Clara Bustos, coordinadora del público de Antena 3, que ha tenido que hacer frente a más de un motín de espectadores agotados. 

"Este tipo de complicaciones suele surgir cuando la gente viene gratis porque no puedes exigir que sean profesionales o que tengan un perfil determinado. Aparecen hombres con problemas de próstata que interrumpen el ritmo del programa o mujeres con una artritis tremenda y muletas". Por eso, si se quiere una imagen determinada, se contrata a público pagado, a unas 2.000 pesetas por persona. Sin embargo, en este sector, la profesionalidad no es sólo una cuestión de dinero. Los hay que, por afición, llevan más de una década yendo a la tele. Casi como si fuera una oficina.

La agencia Bay empezó a llenar los platós hace ya 20 años. Actualmente cuentan con una plantilla de unas 5.000 personas. "Tenemos a gente que lleva 12 años dedicándose a esto. De un programa se van a otro, y te pueden hacer de todo porque les gusta y son responsables", asegura Sonia, una de las coordinadoras. Pero en este negocio también hay intermediarios. Para conseguir aplausos, tanto las agencias como las cadenas han tenido que desplegar un ejército de amas de casa, a las que llaman captadoras, que cobran 15.000 pesetas por llenar un autocar de 55 personas.

Pauli Rodríguez es una de las más veteranas. Trabaja para todas las cadenas y para un buen puñado de agencias. Maneja una agenda de 300 contactos y se pasa media vida colgada del teléfono. La otra media, la consume en grabaciones interminables. "Cuando se trata de programas que pagan, me sobra gente. Lo más difícil es conseguir público gratis", asegura.

Los hay que no pisan un plató sin pasar antes por caja. Cuando se les sugiere la posibilidad de posar para ilustrar este reportaje, aplican esta filosofía a rajatabla. "Esa gente no mueve un dedo si no se la paga. Gratis no van ni a misa", reconoce Angelines, captadora de público pagado y, por tanto, seleccionado. "Recuerdo el caso de una chica que cobraba 2.000 pesetas por asistir al programa y que pidió 8.000 después de que le hicieran un masaje en el pie", añade esta mujer a la que la televisión no sólo le da un sueldo: "A mí la tele me da la vida, soy otra persona. Después de tanto tiempo, ya no voy a pedir autógrafos. Nos conocemos de tantos años...". Tantos, que hay presentadores que, antes de mirar a la cámara, buscan a su público para sentirse arropados.

Alejandro Casas, por ejemplo, no podía imaginar que llegaría a trabar amistad con Bertín Osborne después de su primer encuentro con él. Alejandro es actor, pero entre casting y casting, trabaja como animador del público. Para que no pierdan nunca la sonrisa. "El primer día, durante un parón, alguien se burló de mí por decir te se , en lugar de se te , a lo que les respondí que Bertín Osborne no vocalizaba y, sin embargo, no se metían con él. Una mano me tocó la espalda y me lo encontré frente a frente echándome una bronca". "Ahora, cuando empieza un programa, se necesita al animador igual que al iluminador o al regidor. 

Y eso se nota en el resultado final", advierte Casas. Para él, ésta es una buena forma de ganarse un dinero, 25.000 por programa, y de meterse en el mundillo del espectáculo. Así pudo convertirse en el azafato del último programa de Isabel Gemio. "Esto te da acceso a castings restringidos y es más interesante que estar poniendo copas. Además, lo recomiendo a todos los que estén estudiando Arte Dramático, para quitarse el miedo escénico", añade.

Rebeca Medina comparte ese mismo espíritu como animadora del programa Furor de Antena 3. "Los actores tendemos a la introspección, pero este trabajo te da valentía de arranque y te ayuda a familiarizarte con las cámaras", dice. Precisamente en Furor, el animador adquiere una importancia fundamental porque el público es protagonista y tiene que arropar a los famosos con toda su energía. "Cuando entran los invitados, ya hemos hecho un calentamiento para subir la adrenalina. Mi truco es sonreír mucho, porque se contagia. Te imaginas que estás de marcha y llegas a creértelo". Por cargar las pilas de los espectadores una vez a la semana, la empresa Animatur le paga 32.000 pesetas. Suficiente para pagar los gastos del piso mientras sale del anonimato.

En Furor, el público tiene que sudar la camiseta. O más bien el traje de noche, porque aquí se exige gente guapa y buena presencia. Los más vistosos siempre son colocados en las primeras filas. Y es que nadie se sitúa de forma aleatoria. En ciertos programas, camuflados como si fueran uno más, se sientan los llamados reidores. Son gente con una risa contagiosa o bonita, que ayuda a arrancar la carcajada general. Como Eufemia Rubio, que ha descubierto su talento en estas lides a los 60 años, y que confiesa que si su risa no fuera de verdad, "no sería tan contagiosa". El precio de su trabajo también es especial: a unas 4.000 pesetas la sesión. 

Pero hay presentadores, como Isabel Gemio, que prefieren que todo su público sea espontáneo. "No quería gente pagada que supiese aplaudir y sonreír. Pedía un público que se sorprendiese y fuese natural", afirma Clara, que se encargó de llenarle el plató con 200 personas mientras duró Día y noche.

Esa capacidad de sorpresa la conservan los que llegan del último rincón de España. Pero esos turistas del entretenimiento suelen ser los peor tratados. Pasan horas en el autocar y se pegan grandes palizas a cambio de un triste bocadillo que suele ser de chorizo o de salchichón.

Dicen que los mejores bocatas son los de ¿Quiere ser millonario? Calamares, cinta de lomo, tortilla con pimientosÉ Tan exquisitos como Carlos Sobera, que también está entre los presentadores favoritos de la gente que frecuenta los platós. Seguramente estos dos factores influyen para que el programa de Tele 5 sea el más solicitado a la hora de asistir a la grabación. Los espacios de humor de Cruz y Raya también encabeza la clasificación. "Pese a que el proceso de caracterización lo eterniza, la gente se pega por ir, porque se lo pasan bien. Eso es buena señal. Suele ser un termómetro tan fiable como los resultados de audiencia", cuentan en la agencia Bay. En cualquier caso, siempre es más difícil conseguir gente para los espacios grabados que para los que se emiten en directo. Los que conocen la dinámica de la televisión saben que dos horas de emisión equivalen a seis horas de grabación, que pueden convertirse en ocho con el más mínimo fallo técnico.

Pese a todo, las entrañas de la televisión crean casi tanta adicción como sus programas. Son muchos los que la usan como terapia para escapar de cualquier cosa. "Las casadas rompen la monotonía de esperar al marido, los viudos o jubilados llenan horas de soledad. Los jóvenes sacan algo para el fin de semana... Cada uno tiene una razón para quererla", asegura una de las captadoras.