27 diciembre 2012

La manifestación más grande del mundo

Desde la madrileña Plaza de Colón hasta las avenidas de Seúl, capital de Corea del Sur, millones de personas en 135 países participaron ayer en la mayor manifestación del mundo: el Día de la Tierra. Bicicletas y patines sustituyeron a los coches en decenas de ciudades de todo el planeta, mientras que los ecologistas tomaron las calles de las principales capitales, sobre todo en Estados Unidos, Japón y los países del Tercer Mundo. Sorprendentemente, en Europa, cuna del movimiento «verde», el acontecimiento no tuvo la repercusión esperada. A pesar de la relativa falta de entusiasmo, miles de personas dedicaron su día de descanso a plantar árboles y manifestarse a favor del medio ambiente.

Estados Unidos fue uno de los países donde se registró mayor participación. Miles de manifestantes se reunieron frente al Congreso de la capital norteamericana a favor de la defensa de la naturaleza. Entre los manifestantes se encóntraban numerosas estrellas de Hollywood como Tom Cruise, Olivia Newton John o John Denver.

Otros artistas, entre los que se encontraban Meryl Streep, Michael Douglas y Bill Cosby, participaron en un programa de televisión a favor del medio ambiente. Entre los actos organizados en EEUU destacó un desfile celebrado en Nueva York donde centenares de personas se disfrazaron de diversos animales en vías de extinción. George Bush, que quiere ser recordado como el presidente del medio ambiente, realizó ayer un llamamiento a la acción individual de los ciudadanos para proteger la naturaleza. El presidente norteamericano también dijo que se mantendría en contacto telefónico con un equipo de escaladores que el pasado día 5 emprendieron el ascenso del Everest para retirar las basuras depositadas en sus laderas y cima por las expediciones de alpinistas. El equipo está compuesto por 51 escaladores norteamericanos, soviéticos y chinos.

Una vez que lleguen a la cima del Everest, los alpinistas tienen previsto hacer un llamamiento por televisión en favor de la defensa del medio ambiente. Por otra parte, el primer ministro chino, Li Peng, participó en el primer programa de una serie televisiva sobre medio ambiente. A pesar de su retraso industrial, China tiene graves problemas ecológicos. En Japón, donde nunca se había celebrado el Día de la Tierra, varios artistas realizaron un gigantesco monumento realizado con desperdicios. Con ello pretendieron llamar la atención sobre el preocupante aumento de la basura en las ciudades niponas.

Por su parte, los italianos se decantaron por lo práctico y pusieron en marcha el «tren verde» para medir los niveles de contaminación en las ciudades. En Francia el acontecimiento no tuvo la repercusión prevista ya que la cadena humana que debía formarse a lo largo del Loira sólo contó con 8.000 personas. En la RFA, donde los ecologistas tienen una importante fuerza política, tampoco se produjeron manifestaciones multitudinarias. Otros países como Brasil, México, India y Australia se sumaron a esta festividad con diversos actos como la plantación de árboles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario