06 octubre 2012

Ciudadano Kane sigue vigente

La combinación de las lentes revestidas, las lámparas laterales de arco y la película más rápida existente nos permitió fotografiar casi todas las escenas de interiores con un apertura de f8 o incluso menor. Rodé varias escenas con f11 y f16. Eso supone un gran salto desde f2,3 y, desde luego, no es nada convencional en el cine de Hollywood. Incluso las lentes normales de 47 y 50 mm, proporcionan gran profundidad de campo cuando se las diafragma hasta f11 y f16. Y las lentes de foco más corto y ángulo ámplio se comportan prácticamente como ojos humanos, proporcionando un enfoque casi total con aperturas tam pequeñas. En algunos casos pudimos mantener un enfoque agudo con una profundidad de sesenta metros. Antes he hecho referencia al uso, nada convencional, de decorados con techo.

Los decorados de Ciudadano Kane tienen techos porque queríamos algo real y nos parecía que sería más fácil creer que una habitación era una habitación si en la imagen podía verse su techo. Es más, los efectos de iluminación en habitaciones sin techo generalmente no son realistas debido a que la iluminación proviene de ángulos no naturales. Pensamos la mayor parte de los emplazamientos de cámaras de manera que pudiéramos aprovechar los techos y, en ocasiones, hasta construimos decorados que nos permitieran rodar hacia arriba desde el nivel del suelo. Ninguno de los decorados se preparó para iluminación desde arriba, aunque en alguna ocasión hizo falta iluminar desde atrás levantando una pequeña parte del techo y utilizando una luz que penetrase por la abertura. Los decorados profundos requerían lámparas especialmente penetrantes y las laterales de doble arco que antes mencioné cumplieron ese cometido.

Los techos nos proporcionaron otra ventaja, además de dar un mayor realismo: la de despreocuparnos de la sombra de los micrófonos, que es siempre la pesadilla de los rodajes que se hacen con sonido directo. Nos fue posible colocar nuestros micrófonos por encima del techo de muselina, con lo cual podían recoger el sonido sin proyectar sombras. Hubo otras violaciones de la tradición hollywoodense en los detalles fotográficos de Ciudadano Kane. Una de ellas provino de lo mucho que insistió Welles en que las escenas debían sucederse de manera suave e imperceptible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas